PUBLICIDAD

Mascotas
Bolas de pelo en los gatos
La formación de grandes acúmulos de pelo en el tracto digestivo es un problema muy común en los gatos domésticos. Estos consejos te ayudarán a evitar que las bolas de pelo causen trastornos a tu mascota.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Factores de riesgo y consecuencias de las bolas de pelo en gatos

Factores de riesgo y consecuencias de las bolas de pelo en gatos

Los gatos tragan pelo continuamente con el acicalamiento diario, especialmente durante los periodos de muda natural (primavera y verano).

El gato traga pelo continuamente con el acicalamiento diario, y aunque lo expulsa junto a las heces, o vomitándolo, existen una serie de factores que predisponen a la formación de bolas de pelo en su tracto digestivo, y que te explicamos a continuación:

  • Época del año y modo de vida: aunque los gatos caseros eliminan pelo durante todo el año debido a los sistemas de calefacción de nuestros hogares, es habitual que se caiga mayor cantidad en los periodos de muda natural (primavera y verano), coincidiendo con la moderación de la temperatura. Esto provoca que ingieran más pelo del habitual en esas épocas. Además, los gatos caseros están más predispuestos que los de exterior, ya que estos pierden pelo al rozarse con la vegetación y lo eliminan más fácilmente al purgarse con plantas.
  • Tipo de pelaje: el largo manto de algunos gatos, como los de raza persa o de angora, les predispone a generar más bolas de pelo y a que estas sean de mayor tamaño.
  • Edad: al alcanzar la madurez, a partir de los ocho años de edad, el tránsito intestinal se ralentiza, viéndose dificultada la expulsión natural del pelo a través de las heces.
  • Estrés: el gato doméstico sufre cierto grado de estrés en los viajes, en el veterinario, o incluso con pequeños cambios en su rutina diaria. Además, si no juegan habitualmente o no poseen medios para distraerse, el aburrimiento también es perjudicial para ellos. Cualquiera de estas situaciones suele suponer un incremento del tiempo que pasan acicalándose, lo que conlleva un mayor riesgo de tragar pelo en exceso.

Síntomas y consecuencias de las bolas de pelo en gatos

La incapacidad para expulsar de forma natural las bolas de pelo provoca que el animal sufra arcadas, que se manifiestan de forma similar a la tos, y vómitos en su intento por  eliminarlas. Algunos gatos se muestran apáticos y pierden el apetito. Si la bola de pelo se encuentra en el intestino es probable que genere estreñimiento.

En los casos más graves, los tricobezoares pueden irritar constantemente la mucosa gástrica, produciendo gastritis, o provocar una obstrucción del tracto gastrointestinal en cualquier punto, generando íleo o parálisis intestinal.

Actualizado: 27 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD