PUBLICIDAD

Mascotas
Intoxicaciones en el gato
En nuestra casa convivimos con productos que pueden ser peligrosos para los gatos, como el chocolate, el paracetamol o algunas flores. Descubre de qué sustancias debes alejarle y cómo actuar en caso de intoxicación.
Escrito por Elena Romero García, Veterinaria especialista en medicina de pequeños animales

Intoxicación del gato por insecticidas y antiparasitarios

Los gatos son especialmente sensibles a los productos químicos para matar insectos y parásitos. Cualquier producto aplicado en la piel de los gatos les hace susceptibles de ser ingeridos debido a sus hábitos de acicalamiento. Las piretrinas, los piretroides y los organofosforados se comercializan en forma de pipetas, collares, sprays y champús para el control de los parásitos externos como las pulgas o las garrapatas.

La intoxicación del gato se puede producir por absorción del producto a través de la piel, por lamido del pelo o por ingestión accidental. Estos productos pueden generar efectos secundarios, aun usando la dosis recomendada, como salivación, hiperestesia, vómitos, diarreas y reacciones alérgicas que provocan picor y pueden desembocar en shock anafiláctico. En estos casos se recomienda lavar inmediatamente al gato, para evitar mayor absorción del fármaco por la piel, y acudir después a la consulta veterinaria.

Cuando la dosis es tóxica se produce un cuadro neurológico de una a cuatro horas tras ser ingerido. El gato puede presentar hipersalivación, tremor, desorientación, convulsiones y vocalizaciones además de vómitos, diarreas y dificultad respiratoria. El pronóstico es favorable, de uno a tres días, una vez que se elimina el fármaco de la piel y se instaura el tratamiento de soporte adecuado.

El amitraz es un antiparasitario que se usa para el control de las garrapatas y el tratamiento de la sarna demodécica. En el mercado se puede encontrar en forma de collares antiparasitarios y en solución. Los gatos son muy sensibles y se intoxican por consumo o bien por absorción a través de la piel apareciendo los síntomas entre una y doce horas después del contacto con el producto. Los síntomas afectan al sistema nervioso, con ataxia, convulsión y letargia, al digestivo, con vómitos y alteración del tránsito intestinal, y cardiovasculares con disminución del ritmo cardiaco e hipotensión.

Actualizado: 23 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD