PUBLICIDAD

Mascotas
Garrapatas en el perro
Junto con las pulgas, las garrapatas son uno de los parásitos externos cuyas picaduras afectan con más frecuencia a los animales de compañía. Te enseñamos cómo retirarlas y evitar que vuelvan a molestar a tu perro.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Síntomas de las picaduras de garrapata en el perro y consecuencias

Las garrapatas son parásitas en cualquiera de sus estadíos del ciclo biológico, pero lo más habitual es encontrar machos o hembras adultos sobre el cuerpo de nuestros animales de compañía. Durante los periodos de latencia se encuentran en la vegetación o el suelo esperando a que un posible hospedador pase a su lado; las garrapatas se ven atraídas por el calor que emiten, y se enganchan por contacto directo. Tras un paseo por el pelo de nuestro perro, inyectan su pequeño aparato bucal en la piel, dejando al aire el resto de su cuerpo, y comienzan a alimentarse de la sangre de su hospedador.

Aunque se pueden observar en cualquier región del cuerpo, tienen predilección por las zonas ventrales y con piel fina como la cara, las orejas, las axilas, las ingles y entre los dedos.

Síntomas de que tu perro tiene garrapatas

Resulta fácil observar las garrapatas adheridas a la piel de nuestro perro, especialmente las hembras repletas de huevos que han terminado de alimentarse, de un color marrón o grisáceo y forma ovalada. La visualización se puede ver dificultada si el perro tiene el pelo largo, aunque probablemente al acariciarle notemos un pequeño abultamiento, y descubriremos la garrapata al apartar el pelo.

Pese a su régimen alimenticio a base de sangre de su hospedador es muy difícil que provoquen anemia en nuestro perro, salvo infestaciones masivas. Generalmente no producen ningún malestar ni picor, aunque en ocasiones se puede llegar a infectar la herida que genera el aparato bucal de la garrapata, especialmente si no se ha retirado correctamente y han quedado restos en el interior de la piel del animal.        

Transmisión de enfermedades por picadura de garrapata

La verdadera importancia de una infestación por garrapatas, y sus peores consecuencias, se deben a la transmisión de enfermedades infecciosas a través de su saliva, ya que actúan como vectores o vehículos de agentes patógenos, algunos de los cuales afectan también a los seres humanos. No todas las garrapatas los transportan, pero algunas pueden incluso vehicular más de un agente.

La transmisión de estas enfermedades es exclusivamente a través de la garrapata, nunca a través del contacto con nuestro perro. Algunas de las más frecuentes son:

  • Babesiosis (piroplasmosis): producida por protozoos que parasitan los glóbulos rojos, causando anemia, fiebre, letargia, anorexia, ictericia (coloración amarilla de mucosas), y orina oscura. Puede llegar a ser mortal para nuestro perro.
  • Ehrlichiosis: causada por bacterias que atacan a los glóbulos blancos, producen apatía, disnea (dificultad respiratoria), fiebre, hemorragias y vómitos.
  • Anaplasmosis: producida por bacterias que parasitan glóbulos blancos y plaquetas, ocasiona letargia, fiebre, cojeras, hemorragias, diarreas y vómitos.
  • Borreliosis de Lyme: cursa con fiebre, cojera, e incluso enfermedad renal, y puede afectar al ser humano.

Actualizado: 11 de Octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD