PUBLICIDAD

Mascotas
Garrapatas en el perro
Junto con las pulgas, las garrapatas son uno de los parásitos externos cuyas picaduras afectan con más frecuencia a los animales de compañía. Te enseñamos cómo retirarlas y evitar que vuelvan a molestar a tu perro.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Tratamiento y prevención de las picaduras de garrapata en el perro

Si hemos encontrado una o varias garrapatas enganchadas en la piel de nuestro perro, debemos retirarlas cuanto antes para evitar la posible transmisión de enfermedades infecciosas. Para ello, debes conocer la manera segura de hacerlo, con qué instrumentos o medidas cuentas, y qué no debes hacer.

Mi perro tiene una garrapata, ¿qué hago?

No es recomendable utilizar métodos caseros como impregnarlas en aceite o alcohol para tapar los poros por los que respiran y matarlas, porque esto podría acelerar la inyección de agentes patógenos a través de su saliva. Tampoco se deben cortar o quemar, ni aplastar.

Existe una gran variedad de instrumentos específicos para retirar las garrapatas de la piel de tu perro con seguridad, aunque bastaría con unas pinzas, a ser posible de punta curva. Se colocan lo más cerca de la piel y, sin realizar demasiada presión, se tracciona suavemente a la vez que giramos las pinzas. De este modo evitaremos que queden restos en la piel que puedan causar una infección.

En caso de que esto ocurra o si no tenemos experiencia debemos acudir a un veterinario que nos ayude a retirarlas o a eliminar los posibles restos. Además, desparasitaremos a nuestro perro con un producto adecuado por si hubiera quedado alguna garrapata oculta.

Prevención de picaduras de garrapata: desparasitación del perro

La desparasitación de los animales de compañía es un punto clave de la medicina preventiva. Dependiendo de la zona en la que residamos, la climatología, y las costumbres de nuestro perro, la frecuencia y el tipo de tratamiento para prevenir las picaduras de garrapata serán diferentes. Aunque se pueden encontrar garrapatas durante todo el año, las estaciones de mayor prevalencia son la primavera y el verano.

La densidad de población de estos ácaros es mayor en zonas con abundante vegetación, como parques, jardines, bosques, o zonas de paso de ganado, por lo que prestaremos especial atención si frecuentamos estos lugares. Es aconsejable revisar y cepillar a nuestro perro al llegar a casa después del paseo, y mantener una higiene adecuada en nuestro hogar, incluyendo patios y jardines.

Antiparasitarios: tipos y modo de empleo

Podemos encontrar una amplia variedad de antiparasitarios aptos para el tratamiento de las picaduras de garrapatas y su prevención: collares, pipetas, espray, champú, lociones, inyecciones o comprimidos. La elección del más adecuado depende de la edad, el peso del animal, y el modo de aplicación.

El espectro de acción es variable, abarcando todo tipo de parásitos externos (pulgas, garrapatas, mosquitos), e incluso internos (gusanos). La mayoría tienen acción insecticida o acaricida, y repelente. El tiempo que tardan en comenzar a actuar oscila entre unos pocos minutos y algunas horas, y la duración de su actividad oscila entre uno y ocho meses.

Ten en cuenta que la opción más eficaz es combinarlos en función de la época del año, si frecuentamos lugares con más vegetación, y la susceptibilidad individual de nuestro perro a ser parasitado. Cualquiera de estos productos se puede adquirir en clínicas veterinarias o tiendas especializadas. Evita comprarlos en otros lugares donde no puedan ofrecerte asesoramiento profesional, ya que algunos productos son ineficaces, e incluso perjudiciales para la salud de tu mascota.

Actualizado: 9 de Mayo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD