PUBLICIDAD

Mascotas
Anemia en los gatos
La anemia es una de las alteraciones de la sangre más frecuentes en los gatos. Conoce sus causas y sus síntomas, para detectarla a tiempo y proporcionar a tu mascota el tratamiento y los cuidados que necesita.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Tratamiento de la anemia del gato y cómo prevenirla

La mayoría de las veces la anemia de un gato es consecuencia de enfermedades subyacentes, y se puede llegar a corregir por completo tras el tratamiento de la causa que la desencadena, si bien en ocasiones solo es posible ralentizar el progreso de la enfermedad y controlar parcialmente la anemia de nuestro felino. De este modo, el tratamiento de la anemia del gato depende de su origen. También se pueden combinar varias opciones terapéuticas, independientemente de su causa, para lograr un efecto sinérgico que ayude a nuestra mascota:

Transfusión sanguínea

En el caso de hemorragias agudas con pérdida de gran cantidad de sangre, por ejemplo, en un traumatismo o una intoxicación por rodenticidas, primero es necesario estabilizar al animal y, en muchas ocasiones, realizar una transfusión sanguínea. En España existen bancos de sangre para animales y es posible hacer pruebas de compatibilidad. La transfusión también es útil en hemorragias crónicas graves.

Tratamiento farmacológico

En este caso el uso de determinados fármacos dependerá del origen o tipo de anemia que sufra nuestro gato:

  • En las anemias del gato de carácter inmunomediado, se utilizan medicamentos como los corticoesteroides a dosis inmunosupresoras, ciclofosfamida o azatioprina, aunque muchas veces los animales no responden bien al tratamiento, o lo requieren de por vida.
  • La eritropoyetina recombinante humana ha sido utilizada con éxito para incrementar la síntesis de glóbulos rojos en los gatos, aunque no está exenta de complicaciones, como las reacciones inmunológicas.
  • Para el tratamiento de las infecciones por Mycoplasma haemofelis es muy efectivo el empleo de antibióticos como la doxiciclina.
  • Los gatos con inmunodeficiencia o leucemia felina son un verdadero reto terapéutico, pues estas enfermedades no se pueden tratar por completo, aunque los animales se pueden beneficiar del uso de interferón omega felino.
  • Los agentes quimioterápicos se utilizan en las anemias de carácter tumoral, con protocolos individualizados para cada animal.
  • Otras enfermedades, como la insuficiencia renal crónica, o la diabetes mellitus, deben ser tratadas con medicamentos específicos.

Alimentación y suplementos nutricionales

En caso de anemias gatunas por deficiencia de hierro o vitaminas, puede ser necesario aportar suplementos vitamínico-minerales, pero corregir la causa y aportar una buena alimentación suele bastar. La vitamina K1 se emplea en el tratamiento de las intoxicaciones por rodenticidas. En algunas enfermedades, como la insuficiencia renal crónica, o la diabetes mellitus, la dieta específica es un pilar fundamental del tratamiento. Los suplementos a base de nucleótidos ayudan a mejorar la capacidad defensiva de los gatos con inmunodeficiencia o leucemia felina.

Cómo puedes prevenir la anemia en tu gato

Algunas causas de anemia en el gato son impredecibles, como los traumatismos, o las enfermedades inmunomediadas o neoplásicas, pero otras se pueden prevenir fácilmente con las siguientes medidas:

  • Vacunación: la leucemia felina es una enfermedad infecciosa para la que existe una vacuna específica. Los gatos que salen al exterior son más propensos a contagiarse, pues no es infrecuente que los gatos callejeros la padezcan. Si has recogido un felino abandonado o adoptado un gato, tu veterinario puede realizar un test de leucemia felina con unas pocas gotas de sangre, especialmente si ya tienes otro gato en casa.
  • Desparasitación: para prevenir las infestaciones por pulgas, tienes a tu disposición una amplia gama de medicamentos para repeler y eliminar pulgas, parásito transmisor de Mycoplasma haemofelis. Tu veterinario te aconsejará para elegir el método más adecuado.
  • Chequeo de salud: algunas enfermedades endocrinas y tumorales causantes de anemia se pueden detectar precozmente, y tu gato puede vivir más tiempo si recibe tratamiento lo antes posible.
  • Alimentación: una dieta equilibrada adecuada al estado o periodo de vida de tu gato resulta beneficiosa para prevenir cualquier enfermedad, no solo la anemia. 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD