PUBLICIDAD

Mascotas
Alzhéimer canino
El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) o alzhéimer canino es una enfermedad que provoca alteraciones de conducta en los perros. Aprende a identificar sus síntomas y cuál es el mejor tratamiento para tu mascota.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Tratamiento y cuidados del perro con alzhéimer

El tratamiento de los perros con síndrome de disfunción cognitiva (SDC) está encaminado a reducir la ansiedad que puedan estar padeciendo, y enlentecer en la medida de lo posible el progreso de la enfermedad ya que, al ser una enfermedad neurodegenerativa, no existe un tratamiento definitivo para el alzhéimer canino.

El protocolo terapéutico ha de ser una combinación entre las pautas de comportamiento, el tratamiento farmacológico, y el aporte de una buena dieta y de suplementos nutricionales, siempre apoyándose en un correcto diagnóstico y una valoración previa de la gravedad de los síntomas.

Pautas de comportamiento aconsejadas para perros con alzhéimer

La variedad de cambios en la conducta y el tiempo que lleva manifestándolos cada mascota son distintos, por lo que las pautas de terapia conductual deben ser individualizadas, pero todas dirigidas a reducir la ansiedad y el malestar que ocasionan en el perro y en su propietario el alzhéimer.

Elaborar una rutina diaria hace que todas las actividades sean algo más predecibles y el animal se sienta menos ansioso. Además, es interesante enriquecer su ambiente, mediante juegos interactivos, escondiendo premios o realizando paseos más cortos pero más frecuentes. Estas pautas ayudan a mantener la función cognitiva y enlentecer la progresión de la enfermedad.

En los casos en los que el perro senil realice sus necesidades en casa, se puede incrementar el número de salidas al exterior, o establecer zonas de la casa donde sí pueda orinar o defecar y premiarle cuando las utilice. Si tiende a desorientarse, es útil añadir elementos que le guíen en casa, por ejemplo, un olor diferente en cada habitación, o llevar un cascabel en el bolsillo cuando vayamos a pasear con él.

En los perros con síndrome de disfunción cognitiva es frecuente que se altere el ciclo de sueño-vigilia. Para ayudarle a descansar, aprovecharemos las horas diurnas para realizar ejercicios y juegos, estando desaconsejado hacerlo justo antes de dormir, pues podría excitarle más. Crearemos un entorno cómodo para el descanso, con su cama o manta favoritas, dejando solo una luz tenue y evitando ruidos cuando se acerca la hora de dormir. Crear una rutina es muy importante y requiere sacrificio, pero merece la pena para ver a nuestro mejor amigo mucho más feliz en su tercera edad.

Tratamiento farmacológico del síndrome de disfunción cognitiva en el perro

Los fármacos más utilizados para tratar a los perros con SDC son la selegilina, un inhibidor de la monoaminoxidasa B, y la propentofilina, un vasodilatador. Aún no se conoce exactamente el mecanismo de acción de la selegilina en el tratamiento del alzhéimer canino, pero se cree que actúa como neuroprotector, disminuyendo la producción de radicales libres en el cerebro, y manteniendo unos buenos niveles de dopamina y otras catecolaminas en la corteza cerebral.

La propentofilina es un fármaco aprobado para su uso en perros con SDC, que consigue un incremento del riego sanguíneo cerebral. Para tratar los síntomas de ansiedad y restablecer los ciclos de sueño se puede recurrir a la melatonina, la L-teanina, o feromonas caninas. Estos fármacos deben utilizarse solo con la supervisión de tu veterinario.

Alimentación y complementos nutricionales para perros con SDC

Además de crear rutinas diarias, enriquecer el entorno, y utilizar fármacos adecuados para el tratamiento del alzhéimer del perro, existen dietas específicas y suplementos nutricionales para ayudar a mejorar su función cerebral. Así, aunque cualquier buena dieta para perros senior puede ser adecuada, tenemos a nuestra disposición dietas comerciales para proteger el sistema nervioso que contienen ácidos grasos, antioxidantes, o L-carnitina.

Los suplementos nutricionales con ácidos grasos omega 3, Ginkgo biloba y vitaminas B6 y E, pueden reducir la degeneración celular y apoyar la función neuronal, mejorando la sintomatología. Además, resultan beneficiosos para las articulaciones, el hígado, o los riñones de tu mascota.

Actualizado: 29 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD