PUBLICIDAD

Mente y emociones
Adicción al sexo
Hablamos de adicción al sexo cuando el deseo de mantener relaciones sexuales es demasiado frecuente y la búsqueda de satisfacción del mismo ocupa gran parte del día, o conlleva consecuencias negativas.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Causas de la adicción al sexo

Test realizado por

La adicción al sexo es un trastorno que tiene diversas causas. Estudios recientes han encontrado algunos trastornos que comparten ciertas características con la adicción al sexo. Estos son el trastorno dismórfico corporal, el juego patológico y las compulsiones sexuales, agrupándose en la categoría de ‘trastornos del espectro obsesivo-compulsivo’.

Los aspectos que tienen en común nos dan pistas acerca del origen de esta patología: afectan a un porcentaje considerablemente elevado de la población (6%), presentan una edad temprana de inicio, el curso es crónico y responden adecuadamente al tratamiento con inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS).

A nivel ambiental se han encontrado factores implicados en el desarrollo de la adicción al sexo, como es el caso del fracaso social, la existencia de una familia de origen problemática, desestructurada o con abusos infantiles.

Finalmente, hay personas que presentan en su personalidad rasgos proclives a la “búsqueda de sensaciones”, algo que puede facilitar el desarrollo de adicciones -como es el caso de la adicción al sexo-, cuando esta característica es mal gestionada por parte de la persona que la presenta.

Actualizado: 19 de Febrero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Pedro Moreno

El programa basado en el mindfulness y en cultivar una actitud amable y compasiva, que propone el psicólogo Pedro Moreno, ayuda a controlar los pensamientos negativos, para lograr la felicidad y evitar el sufrimiento.

Pedro Moreno

Doctor en psicología y autor de ‘Abrirse a la vida’
“Cuando vives una situación dura, como la muerte de un ser querido, un divorcio, un despido, acoso…, y ya has hecho todo lo posible para evitarla o resolverla sin éxito, al final te queda la opción de aceptar de una forma radical lo que ha sucedido, y a partir de ahí construir tu vida de nuevo, o quedarte atascado en un bucle de lamentaciones”

Salud en cifras

95%
de los suicidios se dan en personas que sufren una enfermedad mental
'Fuente: 'Orden Hospitalaria de San Juan de Dios''

PUBLICIDAD