PUBLICIDAD

Mente y emociones
Adicción a las compras
Cuando comprar deja de ser una actividad lúdica o para cubrir una carencia, y pasa a convertirse en una necesidad en sí misma, de comprar por comprar, puede que estemos ante un caso de adicción a las compras.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Diagnóstico de la adicción a las compras

Los síntomas específicos antes comentados permiten una clara diferenciación con respecto a la actividad de compra diaria, e incluso con aquella que se realiza en época de rebajas u ofertas, donde se incrementa la frecuencia y la cantidad del gasto, pero en ningún caso existe incursión de pensamientos, imposibilidad de control de los impulsos y sentimientos de culpa una vez adquirido el producto, tal y como sí sucede en las personas con adicción a las compras.

A pesar de que los síntomas descritos surgen por lo general en la adolescencia, sus consecuencias no son tenidas en cuenta hasta pasados varios años, en que la deuda económica acumulada sea suficientemente importante para que afecte a la estabilidad financiera de la persona e incluso a su relación familiar o de pareja. Además, para entonces la conducta de comprar compulsivamente se ha establecido como forma de ser de la persona, lo que va a dificultar el desenganche y con ello el éxito del tratamiento.

Una de las dificultades a la hora de establecer el diagnóstico de la adicción a las compras, va a ser la presencia de síntomas que corresponden a otros trastornos que se pueden presentar a la vez, como trastornos del estado de ánimo (depresión mayor); trastornos del control de impulsos (cleptomanía); trastornos de personalidad (obsesivos-compulsivos) o trastornos de la conducta alimentaria (anorexia o bulimia); e incluso es habitual que la afectada se convierta en consumidora habitual de alcohol o sustancias ilegales.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD