PUBLICIDAD

Mente y emociones
Inteligencia emocional
La capacidad de saber manejar los sentimientos propios y ajenos es la base de la inteligencia emocional, una preciada herramienta que conviene llevar por bandera en nuestra vida laboral, educativa y afectiva.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Características de la inteligencia emocional

Según David Goleman, el autor del famoso libro Inteligencia Emocional, las personas con un adecuado nivel de inteligencia emocional se caracterizan por posear unas determinadas características que confluyen en el siguiente perfil:

  • Capacidad de automotivación: son personas cuya conducta no depende de la motivación extrínseca (los premios o halagos que nos dan los otros), sino de la motivación intrínseca (del deseo de hacer una tarea o conseguir algo por sí mismo).
  • Saben posponer las recompensas: son personas que saben llevar a cabo un esfuerzo a pesar de que los resultados que buscan tras el mismo aparezcan más tarde o a veces sean inciertos (por ejemplo estudiar una carrera, presentar proyectos, preparar una oposición, plantar un jardín, etcétera).
  • Controlan sus impulsos: no son víctimas de sus impulsos y decisiones tomadas en un momento puntual. Son reflexivos y saben valorar adecuadamente las diferentes alternativas.
  • Toleran la frustración: no se rinden ni irritan fácilmente cuando no se ven cumplidos sus objetivos.
  • Controlan sus estados emocionales: sienten emociones como todos, pero saben regularlas para que no les causen problemas (por ejemplo cuando se enfadan saben dejar de estar enfadados en lugar de enfrentar conflictos).
  • Presentan adecuadas habilidades sociales: adoptan un estilo de comunicación asertivo en su relación con los demás y son personas empáticas.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD