PUBLICIDAD

Mente y emociones
Falta de ilusión
La ilusión es una de las emociones positivas que más motivan a una persona, y es necesaria para ser feliz. Conoce las razones por las que se puede perder la ilusión, y qué debes hacer para recuperarla.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Cómo fomentar y recuperar la ilusión

Es preferible sentirse desilusionado por no haber conseguido un objetivo concreto, que carecer de ilusión. A continuación te ofrecemos algunos consejos para fomentar o recuperar la ilusión:

  • ¿Te has planteado alguna vez si en tu vida haces lo que te gusta o lo que debes? ¿Crees que haces aquello que realmente deseas? Es importante que la respuesta a estos interrogantes sea afirmativa. En caso contrario, deberías plantearte cómo hacer que lo sea. Seguro que algo puedes cambiar.
  • Intenta que las personas que te rodean te refuercen de alguna manera o valoren más tus esfuerzos. No se trata de prepotencia, sino de quererse a uno mismo. Así por ejemplo, si consideras que tu trabajo está mal remunerado, házselo saber a tus jefes. Lo que nos pagan por lo que hacemos se relaciona con el valor que sentimos que le dan los demás. Otro ejemplo tiene que ver con las relaciones sentimentales; si consideras que tu pareja no te valora, y no te dice explícitamente las cosas que haces bien, no dudes en decírselo y pedirle que lo haga. Tal vez tu pareja no sea consciente de cómo te afecta su falta de atención.
  • Plantéate unas metas en la vida con expectativas reales en cuanto a plazos y herramientas para conseguirlas (aprender un idioma en un plazo de tiempo determinado, prepararte para participar en una carrera, organizar con tu pareja ese viaje soñado…).
  • Piensa en los objetivos, pasos o submetas que debes realizar antes de llegar a tu meta final, y refuérzate o felicítate cada vez que consigas uno de ellos.
  • Los fracasos debes encararlos con el mayor sentido del humor posible. Piensa qué puedes hacer tú para que no se vuelvan a repetir, e intenta explicar tus fracasos como algo temporal, específico y controlable por ti.
  • Cuídate: ponte guapo, haz deporte, vístete bien… sentirse bien con uno mismo repercute en nuestra autoestima y hace que nos sintamos capaces de conseguir muchas más cosas.
  • En tu trabajo: piensa en qué te gustaría progresar, cómo se harían más amenas tus funciones, adecúa el puesto de trabajo de forma que te encuentres más cómodo, intenta mejorar tus relaciones con tus compañeros de trabajo y, sobre todo, incorpora aquello que crees que te falta para poder desempeñar la función que te gusta.
  • En la pareja: cuida la relación día a día, no te saltes un aniversario, dedica tiempo a tu pareja, piensa en cómo sorprenderla, no descuides las relaciones sexuales, e intenta que estas sean de calidad; dile a tu pareja lo que te gusta de ella, y pídele que ella te lo diga, organizad planes en común a medio/largo plazo, etcétera.

Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD