PUBLICIDAD

Mente y emociones
Miedo a la intimidad en pareja
Elevados niveles de ansiedad, bajo concepto de uno mismo, problemas emocionales, timidez, dolor… son varios los motivos que pueden entorpecer tus relaciones sexuales. Aprende a controlar ese miedo a la intimidad.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Cómo solucionar el miedo a la intimidad en pareja

El miedo a la intimidad en pareja podemos enfocarlo desde dos puntos de vista, el de la persona afectada por este temor, o el de la pareja que sufre el miedo del afectado. Hay soluciones y pautas de actuación para ambos casos:

Qué hacer si soy yo el afectado/a

  • Habla abiertamente de ello con tu pareja: es importante que tu pareja entienda lo que te está pasando con el fin de evitar otras interpretaciones que dificulten tu relación.
  • Reflexiona acerca de qué es lo que te da miedo: para poder trabajar el problema es importante que conozcas la causa. Para ello, cuando empieces a sentir ansiedad, anota en un papel las características de la situación, qué piensas, qué sientes y cómo actúas. Esto te dará pistas acerca de los factores que están manteniendo tu problema. Si es posible, intenta también identificar la situación que posiblemente te lo originó o la primera vez en la que aparece. Este hecho reenfocará tu miedo y te ayudará a comprenderlo.
  • Piensa que te hace sentir mejor y díselo a tu pareja: él/ella no deben actuar ni como tu psicólogo ni como tu adivino. Por ello, debes ser tú mismo/a quien exprese qué de lo que él/ella hace te ayuda más o menos.
  • No evites ni escapes de las situaciones: esto aumentará de forma paulatina tu malestar. Gradúa aquellas situaciones que te dan miedo con el fin de que puedas ir afrontándolas poco a poco.

Qué hacer si mi pareja es el afectado/a

  • Normaliza la situación: en un primer momento, debes tranquilizarle acerca de lo que está viviendo. Réstale importancia sin que deje de merecer atención.
  • Ten paciencia: si le presionas, reprochas, etcétera, seguro que todo irá a peor y este problema empezará a afectar a vuestra relación.
  • Facilita las cosas: si existen situaciones en los que él/ella se encuentra mejor facilítaselas al menos en un primer momento (por ejemplo apagar la luz si no quiere que veas su cuerpo).
  • No le sobreprotejas ni fomentes sus evitaciones por miedo a perderlo; sin ser una pareja invasiva, de manera progresiva debes ayudarle a entender que la intimad es básica en toda relación de pareja.
  • Si no lo entiendes pide que te lo explique. Es preferible que habléis abiertamente de ello y no te quedes con dudas. Para ello, sería bueno que los dos acudieseis a un profesional especializado.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD