PUBLICIDAD

Mente y emociones
Complejo de Edipo
En ocasiones los más pequeños pueden mostrar comportamientos de excesivo amor hacia la madre e ira contra el padre; puede que esté pasando una etapa de su desarrollo psicosexual denominada Complejo de Edipo.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Consecuencias del complejo de Edipo

El complejo de Edipo puede tener consecuencias tanto para el pequeño, que puede variar su comportamiento de forma acaparadora, tratando de llamar la atención de la madre y compitiendo con el padre; como para los progenitores, los cuales deben de conocer que se trata de una etapa natural del desarrollo y por tanto no prestarle mayor atención ni preocupación, sabiendo que es algo transitorio que se supera con el tiempo.

Cuando la pareja está bien avenida, el complejo de Edipo no va a propiciar mayores problemas, más allá que el de tener que adaptarse al nuevo comportamiento del pequeño, procurando no criticarle ni juzgarle, sabiendo que es algo temporal y que el niño sólo se rige por unos sentimientos infantiles, que se superan cuando éste madura, sin mayores consecuencias.

En cambio, cuando existen problemas dentro de la pareja, con desavenencias conyugales, con discusiones frecuentes, el nuevo comportamiento del hijo no va a hacer sino agravar dicha situación, donde el pequeño va a tratar de aliarse con la madre en contra del padre, acentuándose sus sentimientos positivos y negativos, procurando poner todos los medios para evitar que se arregle la situación.

En ocasiones la madre no se da cuenta del incremento de la atención y los halagos por parte del crío, considerándolos una expresión más de cariño, y es el padre quien suele detectar las malas maneras con que es recibido por el niño cuando llega a casa, o por su continuo comportamiento desafiante, sea como fuere, cuando se ve cambiar a peor, es adecuado conocer si tu hijo precisa de ayuda terapéutica al respecto.

Cuando un especialista detecta la presencia del complejo de Edipo pone en sobreaviso a los padres para que puedan ser conscientes de lo que le pasa al niño, que a pesar de no ser un trastorno y por tanto no precisar de tratamiento alguno, si es necesario saber afrontar los cambios de conducta positivos y negativos que va a ir mostrando, procurando que el padre no se sienta dolido por el rechazo que le exprese su hijo.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD