PUBLICIDAD

Mente y emociones
Crisis de pareja durante el embarazo
El embarazo es una etapa clave en el ciclo vital de la pareja, en la que pueden surgir importantes crisis asociadas a los elevados niveles de estrés que se experimentan, o a conflictos previos. Aprende cómo superarlas.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Consejos para afrontar una crisis de pareja durante el embarazo

Terapia de pareja durante el embarazo

Acudir a una terapia de pareja puede ser una buena opción para controlar una crisis sentimental durante el embarazo.

Cuando la crisis de pareja se instaura durante el embarazo, el más grave de todos los errores es ignorarla y esperara a que se resuelva espontáneamente, ya que una crisis sin solucionar es una bomba de relojería que saltará en el momento de mayor estrés: el nacimiento del bebé. Por eso, si consideráis que vuestra relación sentimental está experimentando una crisis durante el embarazo, debéis adoptar el siguiente razonamiento de solución de problemas y toma de decisiones:

  1. Plantéale tu malestar a tu pareja con un razonamiento asertivo (en primera persona “creo que, desde mi punto de vista, para mí…), y pregúntale si él también lo ha percibido o vive como tú.
  2. Definid y evaluad el problema conjuntamente: qué creéis que es lo que está ocurriendo, qué causas le encontráis, desde cuándo ocurre, cómo os afecta, qué mejora o empeora la situación, etcétera. Es importante no mostrar una actitud dogmática dando por supuesto que solo lo que nosotros pensamos es lo válido y correcto.
  3. Buscad posibles alternativas de solución entre ambos, evitando criticar de forma negativa las propuestas del otro. En este momento se trata de exponer posibles opciones y alternativas, y en este primer paso todavía no las elegiremos, por lo que la crítica –y menos aún si es destructiva– no tiene cabida.
  4. Seleccionad por último las alternativas más apropiadas en opinión de ambos, teniendo en cuenta que la mejor opción sería la resultante de combinar dos alternativas propuestas por cada uno de los miembros de la pareja. Recordad que solo nos comprometemos (y somos capaces de mantener a largo plazo) con las decisiones que hayamos elegido o aceptado por nosotros mismos.
  5. Si no os sentís capaces de resolver vuestras diferencias, no esperéis a distanciaros más, ni confiéis en que el nacimiento del bebé acercará posiciones, y buscad ayuda profesional. En estos casos, acudir a terapia de pareja puede ser la decisión más acertada.

Actualizado: 1 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD