PUBLICIDAD

Mente y emociones
El proceso de duelo
Cuando muere un ser querido no nos queda otro remedio que aceptar el comienzo de una etapa dolorosa: el duelo. Conoce sus fases, y cuáles son las actitudes más apropiadas para afrontarlo y superarlo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

El duelo complicado

La mayoría de las veces el proceso de duelo por la muerte de un ser querido transcurre de una forma natural, pero en algunos casos se ve alterado, dando lugar a un ‘duelo complicado’. Este tipo de duelo implica procesos que no van hacia la asimilación o acomodación de la pérdida sino que, en su lugar, llevan a repeticiones estereotipadas o a interrupciones frecuentes de la curación. Algunos síntomas para identificar que se está pasando por un duelo complicado son:

  • La persona no puede hablar del fallecido sin experimentar un dolor intenso, aunque haya pasado mucho tiempo.
  • Acontecimientos relativamente poco importantes desencadenan una intensa reacción emocional.
  • En el contenido de su discurso aparecen temas de pérdidas.
  • No quiere desprenderse de cosas del fallecido, lo quiere dejar todo igual.
  • Desarrolla síntomas físicos como los que experimentaba el fallecido.
  • Aparecen cambios radicales en su estilo de vida, evitan amigos, actividades asociadas al fallecido…
  • Aparece un sentimiento de culpa persistente, baja autoestima, falsa euforia, etcétera.
  • Existe una tendencia a imitar a la persona fallecida.
  • Experimenta una tristeza inexplicable.
  • Puede aparecer una fobia a la enfermedad o la muerte, relacionada muchas veces con la enfermedad que padeció el fallecido.

Actualizado: 20 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD