PUBLICIDAD

Mente y emociones
Relaciones de pareja a distancia
La distancia supone un obstáculo en las relaciones de pareja, sin embargo, esta barrera se puede salvar con una buena comunicación y una actitud optimista. Te damos consejos para mantener vivo tu amor.
Escrito por Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía y experta en coaching

Problemas (y soluciones) de una relación a distancia

Una relación a distancia plantea un contexto distinto a nivel sentimental respecto de un noviazgo de dos personas que viven en una misma ciudad. No existe la situación ideal, cada caso tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En el caso concreto de las relaciones a distancia, los problemas frecuentes con sus respectivas soluciones son los siguientes:

Añoranza:

Uno de los problemas frecuentes en una relación a distancia es convivir con el sentimiento de añoranza al echar de menos a la pareja en momentos cotidianos, pero también en situaciones importantes. La añoranza puede ser tan fuerte que, llegado el momento, uno de los dos tenga el deseo de tirar la toalla al no ver un futuro a la relación.

Para solucionar este problema es importante hacer uso de todos los medios de comunicación posibles para acortar distancias. Por ejemplo, correo electrónico, Skype, teléfono, mensajes de texto, cartas, escapadas de fin de semana… Una buena comunicación a distancia ayuda a reducir la sensación de soledad que surge en ciertos momentos.

Discusiones

La distancia es un problema añadido en una discusión de pareja. Es decir, en medio de una discusión de pareja se magnifican los sentimientos y se exagera la realidad de los hechos. Para poner las cosas en su contexto es mejor no hablar por teléfono en medio de una discusión porque se puede herir los sentimientos del interlocutor bajo el efecto de la ira.

La solución a este problema es que cada uno reflexione durante un día sobre lo sucedido, para valorar las cosas con calma y, después, charlar por teléfono. Piensa también que la comunicación oral da lugar a menos confusiones que la comunicación escrita, porque permite una interacción inmediata, lo que ayuda a desenredar nudos emocionales.

Agenda

Otro problema posible en una relación a distancia es la dificultad para cuadrar las agendas para organizar encuentros comunes. Del mismo modo, el gasto económico de los viajes también es una dificultad añadida. A nivel de inteligencia emocional, la mejor solución es no perder el tiempo en quejas y disfrutar esos momentos compartidos, por pequeños que sean, con iniciativa e ilusión.

Para sobrellevar una relación a distancia es fundamental que te agarres con fuerza al lado positivo de tu amor y pienses que cada encuentro es la mejor recompensa ante la espera.

Frustración

Un problema añadido en una relación a distancia es el sentimiento de frustración y enfado que viven muchos enamorados que se sienten víctimas de una circunstancia que quieren cambiar.

La clave para aliviar esta frustración es no buscar culpables de lo sucedido y centrar la atención en posibles soluciones. Para ello, es necesario buscar un plan de acción que te acerque a tu objetivo de estar más cerca de tu pareja. Por ejemplo, buscar trabajo cerca de la ciudad en la que vive el compañero sentimental.

Los celos

Las dudas y la inseguridad también pueden aflorar con más fuerza en una relación a distancia. La distancia puede hacer limar la confianza en la pareja y llevarnos a pensar en situaciones que en la mayoría de ocasiones solo están en nuestra cabeza.

Dichas dudas se reducen manteniendo la comunicación de forma diaria y teniendo gestos románticos como escribir cartas de amor. En las conversaciones, es positivo poner en común asuntos cotidianos como anécdotas de trabajo, planes con amigos, temas familiares, inquietudes individuales… Por otra parte, si en algún momento te llamó tu pareja y no pudiste atenderle, explícale después el motivo concreto. Cuanto más se abre el corazón por ambas partes, más confianza hay. En ningún caso se deben utilizar los celos como mecanismo para despertar el interés del otro.

El entorno

Otro problema en una relación a distancia es el tener que escuchar comentarios de desánimo por parte de amigos y familiares que pueden no ver sentido a esa situación.

En ese caso, no dudes en pedir respeto a tu círculo hacia tus decisiones y hablar de tus problemas en la relación con personas que verdaderamente sientas que comprenden la situación.

Falta de contacto físico

Una de las desventajas de tener una relación a distancia es la falta de contacto físico (besos, caricias, abrazos, sexo…) que es una parte integral del amor.

El tiempo perdido se recupera en los reencuentros. Sin embargo, en la distancia conviene reforzar la proximidad emocional a través de caricias positivas, es decir, elogios y frases de reconocimiento a la pareja para que se sienta valorada y reconocida. En este sentido, la escritura es muy propicia para crear un universo íntimo de pareja. Del mismo modo, también es gratificante compartir fotografías a través de las redes sociales, porque una imagen ayuda a mantener vivo el recuerdo.

Actualizado: 6 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD