PUBLICIDAD

Mente y emociones
Síndrome de Alienación Parental
El Síndrome de Alienación Parental (SAP) se produce cuando uno de los progenitores, ante un conflicto de pareja, y de forma patológica, desvaloriza o desacredita al otro para intentar ‘robarle’ el amor de sus hijos.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Síntomas del Síndrome de Alienación Parental (SAP)

Los principales signos o síntomas que pueden alertar de que un niño está sufriendo un Síndrome de Alienación Parental (SAP) por alguno de sus progenitores o personas cercanas, como los abuelos maternos o paternos, son los siguientes:

  • Dificultar por parte de uno de los progenitores que el otro progenitor vea a sus hijos, o pueda convivir o compartir determinadas actividades con ellos.
  • Desvalorizar e insultar al otro progenitor en presencia del hijo, aludiendo a aspectos o problemas de pareja que no tienen que ver con el pequeño.
  • No dar valor, ignorar, o ridiculizar, los sentimientos o muestras de afecto de los niños hacia el otro progenitor, a la vez que se premian las muestras de rechazo ante el mismo.
  • Utilizar a otros miembros del entorno (amigos, familiares, nueva pareja, etcétera) para atacar o menospreciar al otro progenitor.
  • Mentir al niño sobre el otro progenitor, revelarle aspectos negativos de él, asustarle, etcétera.
  • Impedir la convivencia con el otro progenitor, o no permitirle tomar decisiones respecto al pequeño.
  • Un niño alienado intenta explicar el rechazo que siente por su padre/madre con motivos absurdos (por ejemplo “no le quiero porque me compra demasiados juguetes”, “es tonto porque no sabe vestirse”), incoherentes (por ejemplo “qué pesado que le gusta ir a …” cuando en realidad a él también le gusta hacerlo), o empleando frases o términos que proceden del progenitor alienador.

Actualizado: 16 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD