PUBLICIDAD

Mente y emociones
Terrores nocturnos
A veces nuestros hijos no pueden dormir tranquilos, se mueven en exceso, y llegan a gritar, aquejados de terrores nocturnos. Descubre qué son y cómo se manifiestan, y qué puedes hacer para ayudar a tu pequeño.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Síntomas y manifestaciones de los terrores nocturnos

Varios son los síntomas característicos de estos terrores durante el sueño, pero el principal es precisamente la vivencia de imágenes y sensaciones terroríficas durante la noche, que van acompañadas de una gran excitabilidad e hiperactividad por parte del menor, en ocasiones con verbalizaciones o gritos, e interrupción brusca del sueño.

Esta sintomatología, a pesar de ser más habitual entre los niños, se puede producir también en adultos, sin que sea necesario que éstos la hayan experimentado durante su infancia o adolescencia, y en su caso aparece sobre todo cuando se encuentran sometidos a fuertes tensiones emocionales asociadas al estrés, o bien como la consecuencia indeseada de una importante ingestión de alcohol.

Los síntomas más frecuentes asociados a los terrores nocturnos son los siguientes:

  • Vivencia del terror nocturno con imágenes y sensaciones desagradables.
  • La duración de los episodios suele oscilar entre 2 y 40 minutos como máximo.
  • Se produce una activación del niño, con respiración acelerada, sudores y taquicardia.
  • En ocasiones, habla o grita durante el episodio de terror nocturno.
  • Puede gemir, sollozar, e incluso llorar aunque siga dormido.
  • Se mueve en exceso, lo que le puede ocasionar lesiones por golpes o caídas.
  • Los episodios suelen empezar a primera hora de la noche, tras acostarse.
  • Al día siguiente el pequeño no tiene conciencia de lo sucedido.
  • Cuesta mucho despertar al niño en mitad de un episodio y, cuando se consigue, puede llegar a agredir a quien le despierta, no recordando lo que estaba viviendo, y mostrando desorientación y confusión. 

Actualizado: 5 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD