PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sexo y deporte
¿Cómo interaccionan sexualidad y deporte cuando los combinamos? Averigua cómo puede mejorar tu vida sexual si realizas ejercicio regularmente, y cómo afecta un encuentro erótico al rendimiento deportivo.
Escrito por María Jiménez Albundio, Psicóloga y sexóloga clínica especialista en infertilidad

Cómo afecta practicar sexo al rendimiento deportivo

‘El sexo va en detrimento del rendimiento deportivo’… ¿Mito o realidad? Parece evidente que tal afirmación ha sido ampliamente respaldada por conocidos entrenadores, dada la taxativa prohibición de que sus estrellas mantengan relaciones sexuales durante los campeonatos más importantes y mediáticos en el deporte rey.

Pero… ¿Es de verdad necesario tomar estas precauciones? Vayamos tras la pista desentrañando las dos principales hipótesis en las que se basan los que afirman que la actividad sexual influye negativamente sobre el rendimiento de los deportistas.

Hipótesis 1: calorías gastadas y agotamiento físico

Cuando nos planteamos la primera hipótesis pensamos en lo que acontece durante un encuentro sexual: calor, fricción, movimientos rítmicos y repetitivos, posturas corporales diferentes…

Pues lo cierto es que aunque la duración y la intensidad sean variables, la cantidad de calorías promedio consumidas durante el acto sexual ronda las 150, nada que no pueda solucionar un buen bocata.

Vaya, parece que a más de uno le acabamos de aguar la fiesta, y es que no va a ser suficiente con una acalorada y fogosa relación sexual para perder esos kilos de más y ponernos en forma; no obstante, estamos de suerte, porque el encuentro amoroso no reducirá en absoluto nuestra productividad deportiva. Con la recuperación adecuada estarás enseguida listo para abordar tus retos deportivos.

Hipótesis 2: función hormonal y liberación de testosterona

Esta hipótesis sugiere que la liberación de testosterona durante la práctica sexual podría disminuir la agresividad y la vigilancia en el deportista llevándolo a un estado de distensión. Sin embargo, las esclarecedoras palabras de Emmanuele Jannini, Presidente de la Sociedad Italiana de Andrología y Medicina Sexual, se refirieron al sexo como un anabolizante natural, lo que no solo garantizaría su inocuidad para un buen desarrollo de la práctica deportiva, sino que comportaría suculentos beneficios a la misma.

A la vista de las circunstancias, parece que el sexo no será el culpable de un bajo rendimiento deportivo; es más, se puede decir que el sexo es una fuente de bienestar y un maravilloso relajante natural, que probablemente aumente la motivación del deportista ante sus estresantes retos.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD