PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sexo oral
Cunnilingus, felación, rimming… ¿Te suenan? Te desvelamos todos los secretos sobre el sexo oral. Pon a prueba tus conocimientos sobre esta práctica y aprende con el divertido y práctico menú que te hemos preparado.
Escrito por María Jiménez Albundio, Psicóloga y sexóloga clínica especialista en infertilidad

Consejos para disfrutar del sexo oral sin peligros

Tras enumerar los riesgos que puede conllevar la práctica del sexo oral… ¡Que no cunda el pánico! A grandes males, vamos a ofrecerte grandes remedios, de forma que puedas disfrutar de esta experiencia de la forma más sana posible. Aquí tienes unas sencillas pautas y recomendaciones para practicar felaciones o cunnilungus de forma sana, natural, divertida y sin peligros:

Seguridad y comunicación

La práctica del sexo oral debe comenzar con la seguridad de querer realizarla y con la suficiente confianza en la persona con la que vamos a compartir un encuentro tan íntimo. Como hemos apuntado anteriormente, la comunicación con tu pareja será fundamental para no correr riesgos y elevar el placer al máximo exponente.

Higiene

Como siempre, una correcta higiene genital tanto anterior como posterior resulta indispensable, máxime en esta ocasión donde el sentido del gusto y del olfato entran a escena de una manera tan directa. Respecto a la zona oral, es importante mantener unos apropiados hábitos de limpieza y salud bucodental, pero evita el cepillado o el uso de hilo dental inmediatamente anterior a esta experiencia con el fin de prevenir la formación de heridas en las encías u otra parte de la boca.

Control de lesiones

Deberemos abstenernos de realizar sexo oral si advertimos la presencia de algún tipo de lesión, tanto en el área bucal como en la genital y sus proximidades.

Métodos anticonceptivos de barrera

Los métodos de barrera son siempre buenos aliados a la hora de sortear algunas de las enfermedades que se pueden transmitir por esta vía, recuerda que los fluidos sexuales pueden contener carga viral. En esta modalidad encontramos tanto el preservativo para el pene con sus múltiples colores y sabores, como los cuadros de látex para la vagina y el ano. ¿No cuentas con este tipo de protectores? No te preocupes, coge un preservativo, córtalo a lo largo y… ¡et voila! 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD