PUBLICIDAD

Mente y emociones
Agresión sexual: cómo actuar
El 35% de las mujeres de todo el mundo ha sufrido alguna vez una agresión sexual. Qué hacer, dónde acudir y con quién hablar son sólo un ejemplo de las muchas preguntas que se hace una víctima de violación.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Me han violado, ¿qué debo hacer?

Después de una violación o una agresión sexual, es bastante habitual que la víctima no sepa qué hacer, dónde acudir o a quién contarle lo sucedido. Esto es así, en gran medida, por los mitos y creencias erróneas que están asociadas a este tipo de agresiones; pero ninguna persona, nunca, debería pasar sola por una situación así.

Seguro que más de uno ha escuchado frases del tipo “no es algo tan serio”, “esto no me puede pasar a mí”, “ella se lo buscó” o “la mejor manera de superarlo es actuar como si no hubiera sucedido”, entre muchas otras. Ninguna de estas frases ayuda a la víctima y, mucho menos, a prevenir ataques de carácter sexual en el futuro dentro de nuestras sociedades.  

El Centro de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales (CAVAS) es tajante en cuanto al aspecto principal dentro de una agresión y asegura que si has sido víctima de una violación, o conoces a alguien que lo ha sido, siempre debes tener presente que sólo hay un culpable: el agresor.

Después de una agresión, el primer lugar al que hay que dirigirse es al hospital o centro de salud más cercano donde la víctima recibirá el apoyo necesario, tanto físico como psicológico, para poder afrontar los primeros momentos. Acudir a un centro hospitalario es de vital importancia para poder realizar lo antes posible el reconocimiento médico, ginecológico y forense necesario. Este último aspecto es muy importante, sobre todo, en el caso de violaciones, ya que la recogida de muestras es fundamental para demostrar la culpabilidad del agresor. Además de esto, podrá actuarse de manera preventiva respecto a embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual.

En el mismo centro hospitalario informarán a la persona sobre los trámites que deberá realizar para interponer la denuncia pertinente que podrá formalizarse en cualquier cuerpo de la policía. No debemos olvidar que una violación atenta contra la libertad, dignidad e integridad de una persona, por eso denunciarla es un aspecto fundamental para que el culpable cumpla por su delito y para resarcir a la víctima, pero, como ya hemos mencionado, son muy pocas las personas que lo hacen.

La razón fundamental respecto a la falta de denuncias es que, al contrario de lo que debería suceder, en no pocas ocasiones la sociedad a quien discrimina y estigmatiza es a la víctima y no al agresor. Otra razón es que interponer esa denuncia implica volver a narrar y, por tanto, a revivir la violación con las consecuencias psicológicas que eso conlleva, y que no todas las víctimas se sienten con la fuerza suficiente para afrontar.

Si has sido víctima de una violación o agresión sexual afronta la denuncia como parte del proceso que te ayudará a superar tan traumática experiencia y piensa también que denunciarlo es un acto de valentía, así como de solidaridad y apoyo a otras víctimas.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD