PUBLICIDAD

Mente y emociones
Test ¿Eres una persona luchadora?
A veces no nos esforzamos por falta de motivación o por las malas experiencias previas, pero también puede ser cuestión de carácter. Averigua con este test si eres una persona luchadora, o si te rindes fácilmente.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Test ¿Eres una persona luchadora?

Test realizado por

Desde que tenemos uso de razón la vida nos presenta retos y dificultades –acorde con la edad y las circunstancias–, que podemos enfrentar y tratar de resolver por nosotros mismos o, por el contrario, estudiar la forma de evitarlos, o buscar la ayuda de otros, para complicarnos la existencia lo menos posible.

Y es que ya desde la más tierna infancia, y hasta en los juegos, se pueden dosificar la intensidad del esfuerzo y la cantidad de tiempo que dedicamos a conseguir un objetivo. A veces no nos esforzamos por falta de motivación, o porque una serie de malas experiencias previas nos han quitado las ganas de intentarlo de nuevo, pero también puede ser una cuestión de carácter, o una actitud ante la vida basada en no querer llevarse disgustos ni sufrir desilusiones.

Si quieres saber si tú eres una persona luchadora, o eres de los que se rinden a la primera de cambio, responde a las preguntas del siguiente test (haz click aquí si quieres hacer el test interactivo), y comprueba el resultado asociado a tus respuestas:

  1. Cuando me cuesta mucho conseguir un objetivo:
    1. Directamente abandono.
    2. Me esfuerzo aún más.  
    3. Sigo adelante pero desanimado.  
  2. Generalmente me pongo retos…
    1. Que me cueste alcanzar.
    2. Fácilmente alcanzables.
    3. Que no me cueste demasiado alcanzar.
  3. Cuando algo me sale mal:
    1. Me vengo abajo y lo dejo rápidamente.
    2. Pido ayuda rápidamente.
    3. Busco la manera de conseguirlo.
  4. Cuando algo es estresante o difícil para mí:
    1. No lo afronto, o lo evito.
    2. Lo convierto en un reto o desafío.
    3. Intento afrontarlo, pero si no puedo abandono a la primera.
  5. Ante el consejo “Déjalo, no merece la pena”:
    1. Tengo la excusa para no seguir intentándolo.
    2. Me enfurezco; si para mí es importante es suficiente.
    3. Me cuestiono seriamente mis deseos.
  6. Lo que me digo a mí mismo cuando me enfrento a situaciones difíciles es:
    1. “La vas a liar, esto es muy difícil”.
    2. Positivo, añadido a un “ándate con cuidado”.
    3. Siempre positivo, dándome fuerzas.
  7. Cómo continuarías esta frase: “Después de la tormenta…”
    1. Siempre sale el sol.
    2. El cielo está despejado.
    3. Siempre hay barro.
  8. Cuando no consigues lo que quieres, ¿lo vuelves a intentar?
    1. No.
    2. Depende de mi ánimo.
    3. Por supuesto.
  9. Si tienes que decir no a tu sueño:
    1. Intento pensar en otro, pero me cuesta.
    2. Me vengo abajo; no encuentro otras ilusiones.
    3. Busco otro parecido que lo pueda sustituir.
  10. Si las cosas no salen a la primera…
    1. Doy vueltas hasta que lo consiga.
    2. Lo intento alguna vez más.
    3. Lo dejo.
  11. Cuando alguien consigue lo que yo tanto he anhelado:
    1. Me enfado y me deprimo.
    2. Estudio su estrategia para conseguirlo yo también.
    3. Me desanimo, pero lo intento conseguir yo también.
  12. Si algo es muy difícil de conseguir:
    1. Me atrae más.
    2. Paso de ello.
    3. Si tengo estrategias para conseguirlo, voy a por ello.

Actualizado: 18 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Noelia Mendive

Noelia Mendive, autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura’, explica en qué consiste la escritura terapéutica, y cómo desahogarnos sobre el papel mejora la creatividad y la gestión de las emociones.

Noelia Mendive

Psicóloga y autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura terapéutica‘
“La escritura terapéutica puede ayudarnos a encontrar una solución creativa y diferente a una situación compleja, porque cuando escribimos las ideas fluyen, la creatividad se manifiesta, y puede hablar nuestro inconsciente, que en la mayoría de ocasiones es quien tiene la respuesta”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de la población española sufre adicción al teléfono móvil
'Fuente: 'Universidad Complutense de Madrid’'