PUBLICIDAD

Mente y emociones
Síndrome de Solomon
El poder de influencia del grupo es tan poderoso para las personas con Síndrome de Solomon que les impide dar sus propias opiniones y destacar mostrando su talento. Descubre las claves para no infravalorarte.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Perfil de una persona con síndrome de Solomon

Perfil de una persona con síndrome de Solomon

Una de las grandes características de los afectados por el Síndrome de Solomón es que no muestran sus ideas libremente.

La deseabilidad social (llevar a cabo conductas socialmente deseables o aprobadas) es común en la mayoría de las personas. Sin embargo, el síndrome de Solomon (SS) es la deseabilidad social llevada al extremo por miedo a destacar o diferenciarse del grupo. Las personas con SS cumplen el siguiente perfil, que como veremos refleja una serie de problemas que subyacen al síndrome de Solomon:

  • Elevada ansiedad social: se caracteriza por la ansiedad ante situaciones grupales en las que la persona se siente evaluado o juzgado (por ejemplo dar una opinión en un grupo de compañeros de trabajo, proponer a un puñado de amigos una actividad, etcétera) o circunstancias interpersonales (de tú a tú) donde la persona siente ansiedad por miedo al juicio que la otra persona tiene sobre ella.
  • Baja autoestima y tendencia a la infravaloración: cualquier opinión (incluso sobre ellos mismo) la consideran más válida que la suya propia. Este hecho les lleva a actuar como los oros quieren sintiendo a largo plazo que nadie les tiene en cuenta y que no les valoran.
  • Dificultad para tomar decisiones: le dan vueltas a la cabeza sin llegar a decidirse por nada, siendo finalmente el problema el no haber tomado la decisión más que el error por haber tomado una inadecuada. Esta falta de capacidad para tomar decisiones les hace dudar aún más de sí mismos.
  • Dependencia emocional: mantienen la creencia irracional de que existen otros más fuertes que ellos que debe resolver sus problemas y cuyas opiniones son más valorables que la de ellos mismos.
  • Elevada deseabilidad social: son personas que necesitan sentirse excesivamente aprobadas por el grupo.
  • Alta sensibilidad ante las críticas ajenas.

Para identificar y saber si una persona sufre síndrome de Solomon podemos destacar una serie de señales que lo sugieren:

  • El temor a decir lo que piensan y si lo hacen será en consonancia con la media.
  • Intentan no sobresalir ni diferenciarse de un grupo de referencia (visten igual, no llevan la contraria, muestran las mismas preferencias, etcétera).
  • No toman decisiones esperando que otros la tomen por ellos.
  • Siempre hace lo que quiere el grupo o personas significativas, no pelea sus ideas.
  • Les gusta pasar desapercibidos.
  • Dudan de sus propias creencias o decisiones y ven a los demás como más exitosos que ellos.

Actualizado: 21 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD