PUBLICIDAD

Mente y emociones
El mobbing o acoso laboral
Si te sientes juzgado y minusvalorado en tu trabajo, bien por un superior, o por uno o más compañeros, podrías ser víctima de mobbing o acoso laboral. Te decimos cómo debes actuar para frenar esta situación.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Síntomas del mobbing o acoso laboral

Entre los síntomas que pueden dar indicios de que se está produciendo un mobbing laboral, está la fijación que conduce a un empleado o a un jefe a someter a una persecución obsesiva a otro de los trabajadores, con la finalidad de obligarlo a que abandone su puesto de trabajo. Esta obsesión puede estar motivada por celos, envidia, o por sentir su puesto de trabajo amenazado al comprobar que se tienen menos habilidades y cualidades que el acosado.

Así y con el objetivo de expulsar a esa persona de la empresa, se utiliza cualquier tipo de subterfugio para hacer ‘quedar mal’ a la víctima, destacando sus errores ante sus compañeros y superiores, y realizando comentarios negativos a sus espaldas, relacionados sobre todo con aspectos de su ámbito personal, ya sea por su color de piel, procedencia, género o condición sexual, buscando de esta forma exacerbar los estereotipos para conseguir que se desapruebe al acosado y contar con el beneplácito del resto de los compañeros.

Esta forma de actuar fomenta un mal ambiente que se va a realimentar, de manera que cada vez que algo salga mal se va a culpar al acosado, y cuando no exista nada para señalarle, se inventarán mentiras y calumnias que sirvan para mantener el hostigamiento, limitando las interacciones del trabajador afectado dentro de la empresa y disminuyendo cada vez más sus responsabilidades, hasta el punto de que puede llegar a quedar arrinconado y sin funciones que desempeñar, todo ello con el objetivo de minar su moral y que él mismo solicite la baja definitiva.

Las constantes y reiteradas bajas médicas que solicita la víctima de mobbing, por los achaques de salud que esta situación le provoca, tienen que servir de señal de alerta para que el encargado de personal se dé cuenta de que algo no funciona bien dentro de la organización. También realizar cuestionarios que evalúan el ambiente laboral y las relaciones interpersonales entre compañeros, puede aportar datos objetivos que indiquen que se vive una situación problemática y es necesario intervenir para solucionarla.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD