PUBLICIDAD

Mente y emociones
Hipersomnia
Si a pesar de haber descansado bien por la noche te sientes agotado durante el día y necesitar reposar para recuperarte, podrías sufrir hipersomnia. Te explicamos cómo puedes prevenir este trastorno del sueño.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Tratamiento y prevención de la hipersomnia

Hipersomnia diurna
Intenta establecer una pautas regulares de sueño y dormir ocho horas para evitar la somnolencia prolongada

Para tratar la hipersomnia, y siempre que así lo estime el especialista del sueño, se recetarán medicamentos específicos para ayudar al paciente a mantenerse despierto por más tiempo. Esto es preferible a la ingesta masiva de sustancias psicoactivas, como el café, con lo que algunas personas tratan de compensar su hipersomnia, sin darse cuenta de que una ingesta excesiva de psicoestimulantes puede traer graves consecuencias para su salud, sobre todo a nivel cardíaco.

El tratamiento no farmacológico de la hipersomnia o adormecimiento diurno excesivo consiste en:

1 Terapia corporal, con el objetivo de que la persona aprenda a detectar cuándo empieza a mostrar síntomas de somnolencia, para levantarse y realizar una serie de ejercicios que le ayuden a despejarse.

2 Técnicas que fortalezcan la atención y la constancia en las tareas que se realizan.

3 Técnicas de comunicación social, que le permitan comentar y explicar convenientemente a los demás su problema, y evitar así las consecuencias de la incomprensión.

Además de estas técnicas, es importante que sigas los consejos de higiene del sueño que te ofrecemos a continuación:

Consejos para prevenir la hipersomnia

Aunque las causas de la hipersomnia son todavía desconocidas, siguiendo estos consejos se puede aumentar la calidad del sueño y del descanso, y prevenir su aparición:

  • Procura dormir ocho horas diarias, ya sea de una sola vez o en varios momentos separados.
  • Establece un horario regular de sueño, acostándote y levantándote todos los días a la misma hora.
  • Evita realizar ejercicio físico poco antes de dormir, ya que te dificultará conciliar el sueño.
  • Mantén el cuarto de dormir ventilado y libre de ruidos, para dormir tranquilamente y sin sobresaltos.
  • Desconéctate de las redes sociales al menos dos horas antes de dormir.
  • Procura realizar ejercicios de respiración profunda y visualización positiva antes de dormir para calmar la mente.
  • Evita preocupaciones, discusiones y disgustos antes de acostarse, ya que eso va a afectar negativamente a la calidad del sueño, y puede hacer que éste no sea reparador, y que te levante al día siguiente con sensación de cansancio a pesar de haber dormido ocho horas.
  • Cena de forma ligera, pues las cenas copiosas interfieren con el sueño.

Actualizado: 17 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD