PUBLICIDAD

Mente y emociones
Piromanía
En las épocas de más calor suelen producirse incendios forestales de gran envergadura, y muchos son provocados por pirómanos. ¿Quieres saber qué es exactamente la piromanía y cómo se trata?
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Diagnóstico de la piromanía

Para establecer el diagnóstico claro de piromanía hay que observar la presencia de los síntomas anteriormente descritos pero, además, hay que descartar que dicho comportamiento incendiario pueda ser causado por alguna de las siguientes situaciones o trastornos:

  • Situación accidental; unas brasas de una barbacoa mal apagadas o tirar un cigarrillo sin apagar por la ventanilla del coche pueden iniciar un fuego, pero en ambos casos faltaría la intención, el impulso incontrolado…
  • Un incendio provocado único; en tal caso, a pesar de la intención y de que haya podido ser motivado por ese impulso incontrolable, no se considera pirómano si no repite otra vez la acción incendiaria.
  • Simulación, en donde se trata de conseguir un beneficio, por ejemplo económico, para comprar los terrenos quemados a más bajo precio; o evitar un castigo, por ejemplo, consiguiendo quemar pruebas en su contra.
  • Comportamiento de imitación, donde la intención no está motivada tanto por un impulso incontrolable, como por la búsqueda de notoriedad personal, al imitar los actos de otra persona a la que admira y con la que se identifica.
  • Trastorno disocial, en donde existe un patrón de conducta trasgresor, con acciones destructivas y negativas, que no sólo se centra en el fuego, sino que emplea cualquier medio en su mano; en este caso, además, no existe el impulso incontrolado ni el goce al observar el fuego.
  • Episodio maníaco de un trastorno bipolar, donde la euforia del momento puede hacer creer que controla el fuego; en este caso tampoco se dan las condiciones psicológicas precisas para el diagnóstico de piromanía.
  • Trastorno antisocial de la personalidad o sociopatía, en donde existe un trastorno de la personalidad por el que se busca el beneficio propio a costa de los demás, sin atender a las normas sociales básicas de convivencia, y que no está guiado por impulsos incontrolados ni por el gozo en el fuego.
  • Tampoco se diagnosticará como piromanía en los casos de alteración del juicio como en la demencia, el retraso mental, o ante intoxicación por sustancias.

Actualizado: 8 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD