PUBLICIDAD

Mente y emociones
Sonambulismo
El sonambulismo es una situación que puede generar cierto desconcierto entre los familiares, que ven cómo uno de sus miembros se levanta de su cama y se pone a dar vueltas. ¿Cómo podemos ayudarle?
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Síntomas y manifestaciones del sonambulismo

En la mayoría de las ocasiones los episodios de sonambulismo van a producirse al poco de acostarse la persona, en lo que se conoce como duermevela, aunque también se puede producir en los momentos previos a despertarse, es decir, en la madrugada, y en ambos casos va a durar como máximo unos diez minutos, tras lo cual regresará a la cama, todo ello sin despertarse, por lo que al día siguiente el afectado no se encuentra cansado.

¿Dudas si tu pareja, familiar o vecino pudiera ser sonámbulo? A continuación se describen una serie de síntomas y manifestaciones que pueden presentarse en una persona que tiene sonambulismo como son:

  • Sentarse en la cama como si se fuese a levantar.
  • Realizar el acto de vestirse sin tener ropa que ponerse, por ejemplo se abrocha los botones o los cordones de un supuesto zapato.
  • Peinarse, aun sin peine, y otras conductas de aseo personal similares.
  • Deambular por el cuarto o la casa, con un andar relativamente incierto e inseguro. 
  • Mantener los ojos abiertos, a pesar de lo cual no llega a ser consciente de lo que ve, pudiendo tropezar con objetos fuera de su sitio.
  • Es receptivo al sonido, pudiéndose asustar en caso de un ruido grave.
  • Puede llegar a hablar cosas sin sentido, e incluso responder de forma simple y superficial.
  • Presenta una tez tranquila y relajada, aunque a veces puede gesticular mostrando admiración o sorpresa.
  • Puede desarrollar alguna actividad simple, que ya tenga automatizada, como ir a la nevera a coger algo, o ir al servicio.
  • Es difícil sacarle de su estado despertándole, y de producirse va a mostrar confusión y desorientación durante un corto período de tiempo.
  • Raramente exhibe comportamientos agresivos, ni siquiera cuando se le despierta bruscamente.
  • En adultos, en los casos más raros de sonambulismo, llegan incluso a conducir su vehículo dando vueltas por el barrio o dirigiéndose a un lugar conocido como su trabajo.

A pesar de que lo más espectacular en un sonámbulo es que la persona se levante, en la mayoría de los casos únicamente se sientan en la cama, antes de volverse a acostar, todo ello sin despertarse en ningún momento, ni recordar lo sucedido al día siguiente. Normalmente estas actividades no entrañan ningún tipo de peligro, para la persona ni para quien viva con ella, ya que se trata de actividades repetitivas de la vida cotidiana.

No existe ningún rasgo, síntoma o alteración, mientras el sonámbulo se encuentra despierto, que pueda indicar si esa noche va a tener o no un episodio de sonambulismo.

Actualizado: 8 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD