PUBLICIDAD

Mente y emociones
Delirium tremens
El delirium tremens es un trastorno cognitivo causado por la abstinencia del alcohol en una persona químicamente dependiente. Su tratamiento debe ser inmediato y requiere hospitalización para evitar complicaciones.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Tratamiento del delirium tremens

Tratamiento del delirium tremens

Los síntomas del delirium tremens pueden desaparecer en varios días con un buen tratamiento.

En líneas generales el cuidado de los pacientes con cualquier tipo de delirium es responsabilidad de los médicos, tanto en su valoración inicial como en su tratamiento. Posteriormente, y dependiendo del cuadro clínico, el médico podrá solicitar evaluaciones psicológicas complementarias, o algún tipo de intervención psicológica, siendo esto último poco frecuente en el tratamiento agudo del delirium tremens. El papel del psiquiatra será el de diagnosticar y aconsejar sobre el tratamiento y organización del cuidado de enfermería posterior durante el ingreso. El tratamiento del delirium tremens debe hacerse de manera inmediata, estableciendo un régimen de intervención continuado y flexible durante un periodo de varios días. Para ello, el paciente debe permanecer ingresado con el fin de tener una revisión médica y de enfermería regular.

Si bien existen pocos estudios sobre la efectividad de los medicamentos aplicados para el delirium en general, para el delirium tremens sí que existe un tratamiento más estandarizado por su efectividad. Este tratamiento sigue los principios generales de sustitución multivitamínica o psicotrópica. Al mismo tiempo, combina el control y manejo de los problemas físicos que puede presentar el paciente (insuficiencia cardiovascular, infecciones o hipotermia).

Por lo general, las benzodiacepinas (ansiolíticos) son el tratamiento de elección empleado para el delirium tremens , con una dosis normal adecuada al paciente, que le ayude a controlar los síntomas de la abstinencia. Progresivamente se irá reduciendo la dosis de los fármacos a lo largo de varios días. Uno de los fármacos alternativos más ampliamente usados es el clometiazol, si bien su uso se debe restringir al tratamiento de pacientes con riesgo de dependencia y abuso.

En lo que respecta a los familiares del enfermo, estos viven el delirium de forma desconcertante, por lo que necesitan una explicación clara del trastorno para poder calmar su propia ansiedad, y para que puedan colaborar tranquilizando y reorientando al paciente. Esta aclaración la puede ofrecer el médico, el personal de enfermería, o el psicólogo.

Pronóstico del delirium tremens

Gracias a la importante fundamentación teórica y a la investigación que ha recibido éste y el resto de los tipos de delirium, en los últimos años se han producido importantes progresos en su tratamiento, mejorando su pronóstico.

Si el tratamiento se lleva a cabo de manera adecuada, los síntomas remiten de manera progresiva en pocos días. No obstante, algunos de los síntomas propios de la abstinencia de alcohol (cambios en el estado de ánimo, cansancio o insomnio) pueden durar años, por lo que es habitual derivar al paciente a un tratamiento psicológico y psiquiátrico posterior.

Actualizado: 1 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD