PUBLICIDAD

Mente y emociones
Depresión estacional
Cuando se cambia de estación, sobre todo al entrar en la época del frío, es normal sentir somnolencia y decaimiento los primeros días, pero si estos síntomas perduran puede que estemos ante una depresión estacional.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Tratamiento y prevención de la depresión estacional

Una vez descartadas otras patologías que pueden presentar síntomas parecidos como la distimia e incluso la depresión mayor, se debe de poner un tratamiento para la depresión estacional que incluya tanto la administración, bajo supervisión médica, de medicamentos adecuados para paliar los síntomas depresivos, como terapia cognitivo-conductual que ayude a quien lo sufre a poner los medios para superarlo.

A esto, a veces se añaden otros tratamientos como suplementos de melatonina, inhibidores de serotonina o la luminoterapia.

Consejos para prevenir los efectos de la depresión estacional

Todos nos podemos sentir cansados los primeros días en que se produce un cambio de estación; para reducir sus efectos en nuestra vida cotidiana y con ello prevenir, en la medida de lo posible, síntomas que pueden desencadenar en el Trastorno Afectivo Estacional, es adecuado seguir una serie de recomendaciones, como las siguientes:

  • Incrementa tus salidas al aire y al sol con cualquier excusa, ya sea para ir de compras o simplemente para dar un paseo por el parque.
  • Plantéate metas y objetivos para este nuevo período, tanto de ámbito personal como social, pero asegúrate de que éstas sean realistas y alcanzables en poco tiempo.
  • Participa en actividades, tanto de ocio como de colaboración con terceros, que te agraden y enriquezcan, a la vez que te permitan explorar otras facetas de ti mismo.
  • Aprende a solucionar los problemas, incluso antes de que estos aparezcan, para ello ejercítate identificándolos y buscando las posibles soluciones, con tiempo y tranquilidad, de forma que cuando surjan los puedas afrontar de modo adecuado.
  • Aprovecha para pasar más tiempo con tus seres queridos, ya sea pareja, hijos o familiares. Además, organízate para tener momentos de esparcimiento con compañeros y amigos.

Actualizado: 29 de Septiembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD