PUBLICIDAD

Salud al día
Migraña
La migraña es una de las cefaleas (dolores de cabeza) que origina mayor número de visitas a la consulta del médico –el 15% de la población las sufre de forma recurrente–. Conocer los factores que favorecen su aparición ayuda a prevenirla.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Causas de la migraña

Es complicado explicar el proceso por el que ocurre la migraña y cuáles son sus causas, en parte porque no está del todo esclarecido. En la actualidad se acepta la teoría neurovascular. Según esta teoría la migraña se inicia por un mecanismo que afecta a estructuras neuronales del cerebro, las cuales acaban activando el sistema vascular de las meninges, responsables finalmente de dolor.

Se considera que el desencadenante de la migraña es un estímulo frente al cual la persona migrañosa es hipersensible, probablemente como consecuencia de una predisposición genética. Este estímulo puede activar diferentes estructuras del sistema nervioso, de manera que la activación predominante en alguna de estas áreas se correlaciona con las características clínicas de la migraña. Y a su vez, este estímulo puede ser de distintos tipos: 

  • Hormonales: es característico que el descenso en los niveles de estrógenos antes de la menstruación desencadene una crisis migrañas.
  • Dieta: algunos alimentos que contienen tiramina (quesos, nueces, algunas conservas de pescado), bebidas alcohólicas, pueden provocar una migraña.
  • Factores ambientales y psicológicos: situaciones con estrés, angustia, cambios de presión atmosférica, etcétera son causas potenciales de generar esta situación.

La activación de una región llamada hipotálamo sería la responsable de los pródromos (sensaciones previas de malestar), que son percibidos por un porcentaje de los migrañosos horas o días antes del inicio de la migraña.

La activación de la corteza cerebral, especialmente en su parte occipital, se relacionaría con la presencia del aura migrañosa, que es un fenómeno, generalmente de origen visual, que aparece unas horas o minutos antes del ataque.

Finalmente, la activación de los núcleos que están en el tronco cerebral desencadenaría la activación de fibras sensitivas, sobre todo de un nervio llamado trigémino. Este nervio inerva los vasos sanguíneos de las meninges y su activación produce vasodilatación e inflamación de los mismos, siendo responsables de la crisis migrañosa propiamente dicha.

Actualizado: 15 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD