PUBLICIDAD

Salud al día
Migraña
La migraña es una de las cefaleas (dolores de cabeza) que origina mayor número de visitas a la consulta del médico –el 15% de la población las sufre de forma recurrente–. Conocer los factores que favorecen su aparición ayuda a prevenirla.
Escrito por Sergio García Escrivá, Licenciado en Farmacia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Tratamiento de la migraña

Actualmente hay dos formas de aproximación al tratamiento de la migraña: fármacos encaminados a paliar los ataques y fármacos encaminados a prevenirlos.

En el caso del tratamiento paliativo durante los ataques (hay que recordar que la migraña no se cura), estos son los más utilizados:

  • Analgésicos: como el paracetamol.
  • Antiinflamatorios no esteroideos: como el ibuprofeno, el ácido acetilsalicílico, el naproxeno, el piketoprofeno...; pueden producir problemas gastrointestinales (úlceras) y siempre deben de administrarse con alimento.
  • Derivados ergotamínicos: como la ergotamina y la dihidroergotamina. Pueden asociarse con cafeína, para favorecer la absorción. Se siguen comercializando, pero su uso empieza a ser menor, en favor de otros tratamientos con menores efectos adversos.
  • Triptanes: como el sumatriptán, zolmitriptán, rizatriptán... son agonistas de la serotonina y, por ello, disminuyen la dilatación de los vasos del cerebro. Son ampliamente utilizados y muy seguros, aunque las personas con antecedentes de afecciones de corazón, o con hipertensión no controlada, no pueden tomarlos.

También puede ser muy útil el uso de medicamentos contra los vómitos unos minutos antes de tomar estos fármacos, ya que la migraña suele cursar con este síntoma; y además, evitan que la medicación por vía oral se vomite, lo que anularía su efectividad.

Fármacos para prevenir los ataques de migraña

El tratamiento preventivo de la migraña se usa en aquellas personas que tienen ataques muy frecuentemente (más de tres ataques al mes); si los síntomas son tan intensos que les impiden realizar sus labores habituales al menos tres días al mes; o cuando necesitan tomar medicación para la migraña más de dos veces por semana.

Algunos de estos medicamentos para la migraña son: betabloqueantes (propranolol y metoprolol), ciertos antiepilépticos (topiramato, gabapentina y valproato), algunos antidepresivos, antagonistas del calcio; y antiserotonérgicos, como la ciproheptadina y el pizotifeno. En el caso de los niños, el pizotifeno y el propranolol son los indicados. Deben tomarse todos los días, ya que sirven como tratamiento de mantenimiento, previniendo así la aparición de los ataques. La metisergida, un derivado ergotamínico usado sólo en la prevención de la migraña, se usa cada vez menos, debido a los efectos secundarios. Se tiende a fabricar formulaciones que combinen dos o mas fármacos de este tipo.

Nuevas terapias para tratar la migraña

En algunos países se ha ensayado con buenos resultados la inyección de toxina botulínica y alguno de sus derivados en distintas zonas del tejido subcutáneo de la cabeza para prevenir la migraña recurrente. Otras terapias todavía con resultados controvertidos son la administración de magnesio, vitamina B12, extracto de tanaceto y distintas terapias mediante acupuntura y homeopatía.

De igual manera, en países como Bélgica, Reino Unido y Estados Unidos, hay experiencia con un estimulador transcutáneo (electrodo adhesivo) que se aplicaría sobre la zona del entrecejo y región supraorbitaria (ligeramente por encima de las cejas) durante 20 minutos diariamente recibiendo electroestimulación a intensidades muy bajas, demostrando disminución de la intensidad y frecuencia de las crisis. El médico prescribirá el medicamento que mejor se ajuste a cada paciente.

Actualizado: 5 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD