PUBLICIDAD

Salud al día
Miopía
Un ojo miope es incapaz de enfocar correctamente los objetos lejanos, que se ven borrosos y poco definidos. Además de gafas y lentes de contacto, existen otros medios para corregir este defecto visual.
Escrito por Hugo González Núñez, Licenciado en Farmacia

Qué es la miopía

¿Qué es la miopía?

La miopía es una alteración refractaria del ojo debido a la cual este es incapaz de enfocar correctamente los objetos lejanos, provocando que el sujeto tenga una visión borrosa y poco definida de las formas de los mismos. La miopía no está considerada como una enfermedad, sino como una alteración de la visión.

Fisiología de la visión

Cuando un rayo de luz incide sobre el ojo lo primero que encuentra es la córnea. Tras la córnea, el rayo luminoso debe atravesar la cámara anterior, que se encuentra rellena de un líquido denominado “humor acuoso”. El humor acuoso, unido a la córnea, actúa como una lente concentradora que convierte el rayo luminoso en una especie de cono luminoso, cuyo vértice se encuentra dirigido hacia el interior del globo ocular.

Posteriormente, el rayo luminoso alcanza el iris (tabique en forma de diafragma), formado tanto por fibras musculares radiales, como circulares, con un orificio central (pupila), que aumenta o disminuye su diámetro en función de la intensidad y cantidad de luz que es preciso que penetre en el interior del ojo. A través de la pupila el rayo luminoso pasa al cristalino, que es un pequeño órgano biconvexo, totalmente transparente, similar a una lente de aumento variable gracias a la capacidad de modificación de su curvatura.

Una vez traspasado el cristalino, la luz debe atravesar una masa gelatinosa clara denominada humor vítreo. Este líquido rellena todo el interior del ojo desde el cristalino hasta la retina. Por último, el rayo de luz llega inalterado hasta la retina, que es una membrana sensible transparente, ubicada en la zona posterior del ojo, sobre la que se dibuja la imagen proyectada por el cristalino. La retina está formada por varias capas superpuestas, y está constituida por una expansión del nervio óptico. Se encuentra compuesta por células sensoriales que perciben tanto el color de los objetos como su forma y tono. Las impresiones obtenidas por estas células son conducidas a través del nervio óptico al centro visual del cerebro, que es el encargado de dar forma a la imagen y procesarla.

La imagen proyectada por el cristalino sobre la retina se encuentra invertida respecto a la imagen original, y el cerebro es el encargado de corregir esta alteración de la imagen del mundo externo y procesarla.

Actualizado: 15 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'