PUBLICIDAD

Salud al día
Mononucleosis infecciosa
Es conocida como “la enfermedad del beso” porque se propaga al entrar en contacto con la saliva de los infectados. La mononucleosis es muy frecuente en niños y adolescentes, porque la mayoría de los adultos ya están inmunizados.
Escrito por Diana Forero Morantes, Bióloga

Qué es la mononucleosis

La mononucleosis infecciosa es una enfermedad causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), de la familia herpes-viridae, que se conoce también como la enfermedad del beso o fiebre glandular.

La infección por VEB es muy frecuente en adolescentes y adultos jóvenes en los países desarrollados, siendo la mayoría de los adultos seropositivos respecto al VEB. La infección primaria suele ser asintomática, y ocurre generalmente durante la infancia (la mayor incidencia se produce en los niños entre los 4 y los 12 años).

Cómo se transmite la mononucleosis infecciosa

El virus de Epstein-Barr (VEB) se propaga al entrar en contacto con la saliva de un individuo infectado, por medio de besos, utensilios impregnados con saliva, tos, e inhalación de gotas de saliva. También es posible la transmisión sexual y a través de transfusiones de sangre y del uso compartido de agujas y jeringuillas, aunque esto es menos frecuente.

El virus de la mononucleosis infecciosa penetra por vía orofaríngea, produciendo una infección que afecta a los ganglios linfáticos, las amígdalas, el hígado y el bazo principalmente.

El periodo de incubación tras la infección dura aproximadamente de 30 a 50 días. Esta enfermedad no es muy contagiosa debido a que la mayor parte de las personas susceptibles de entrar en contacto con los afectados ya son inmunes a la enfermedad, por lo cual las epidemias son raras.

Actualizado: 11 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x2
multiplica el riesgo de mortalidad prematura la gota no controlada
'Fuente: 'Dr. Fernando Pérez-Ruiz, jefe de grupo de investigación del Instituto Biocruces''