Mononucleosis infecciosa
Escrito por Diana Forero Morantes, bióloga
Es conocida como “la enfermedad del beso” porque se propaga al entrar en contacto con la saliva de los infectados. La mononucleosis es muy frecuente en niños y adolescentes, porque la mayoría de los adultos ya están inmunizados.

Mononucleosis infecciosa

¿Qué es la mononucleosis?

La mononucleosis infecciosa es una enfermedad causada por el virus de Epstein-Barr (VEB), de la familia herpes-viridae, que se conoce también como la enfermedad del beso o fiebre glandular.

La infección por VEB es muy frecuente en adolescentes y adultos jóvenes en los países desarrollados, siendo la mayoría de los adultos seropositivos respecto al VEB. La infección primaria suele ser asintomática, y ocurre generalmente durante la infancia (la mayor incidencia se produce en los niños entre los 4 y los 12 años).

Cómo se transmite la mononucleosis infecciosa

El el virus de Epstein-Barr (VEB) se propaga al entrar en contacto con la saliva de un individuo infectado, por medio de besos, utensilios impregnados con saliva, tos, e inhalación de gotas de saliva. También es posible la transmisión sexual y a través de transfusiones de sangre y del uso compartido de agujas y jeringuillas, aunque esto es menos frecuente.

El virus de la mononucleosis infecciosa penetra por vía orofaríngea, produciendo una infección que afecta a los ganglios linfáticos, las amígdalas, el hígado y el bazo principalmente.

El periodo de incubación tras la infección dura aproximadamente de 30 a 50 días. Esta enfermedad no es muy contagiosa debido a que la mayor parte de las personas susceptibles de entrar en contacto con los afectados ya son inmunes a la enfermedad, por lo cual las epidemias son raras.

 
Actualizado: 28/11/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Fernández-Cruz

Experto en inmunología clínica

“En las patologías inmunológicas el diagnóstico precoz es fundamental para administrar tratamientos adecuados que impedirán que la enfermedad evolucione con complicaciones que dejarán secuelas importantes en el organismo”

 

PUBLICIDAD

7 Años de media pueden durar los sofocos previos a la menopausia

Afectan al 80% de las mujeres durante la perimenopausia, y pueden llegar a durar más de 11 años según un estudio, que revela que si comienzan tras la última regla su duración es menor (3,4 años de media).

Fuente: 'Archives of Internal Medicine'

 

PUBLICIDAD