PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Disminuye la mortalidad de los bebés muy prematuros

Las muertes de bebés muy prematuros (los nacidos entre las semanas 22 y 28 de gestación) se han reducido en Reino Unido entre 2000 y 2011, sobre todo las asociadas a inmadurez o problemas de los pulmones.
Un adulto sostiene la manita de un bebé prematuro

La medicina prenatal ha mejorado la tasa de supervivencia de los grandes prematuros

22 de Enero de 2015

Las muertes de bebés muy prematuros –nacidos entre las semanas 22 y 28 de gestación– se han reducido en Reino Unido entre los años 2000 y 2011, sobre todo las que se deben a la inmadurez de los pulmones u otros trastornos del aparato respiratorio, y las relacionadas con una infección o lesión del sistema nervioso central, según una investigación que ha revelado, sin embargo, que los fallecimientos de bebés prematuros a causa de enterocolitis necrotizante –una complicación intestinal asociada a la prematuridad– han aumentado.

Los autores del estudio establecieron tres periodos: 2000-2003, 2004-2007 y  2008-2011, en los que compararon las causas generales y específicas de muerte de los recién nacidos, a los que siguieron hasta los 120 días de edad, la muerte, el alta hospitalaria o el traslado a otro centro. A los bebés que permanecieron ingresados durante más de 120 días se les continuó el seguimiento hasta que cumplieron un año de edad.

El 40,4% de los fallecimientos se produjeron en el transcurso de las primeras 12 horas tras el nacimiento, y la mayoría se debieron a la inmadurez pulmonar, mientras que una vez superado este periodo, las muertes se debieron con más frecuencia al síndrome de dificultad respiratoria; entre los días 15 y 60 la causa más común de muerte fue la enterocolitis necrotizante y, tras los 60 días, la principal causa de muerte fue la displasia broncopulmonar.

El 40,4% de los fallecimientos se produjeron en el transcurso de las primeras 12 horas tras el nacimiento, y la mayoría se debieron a la inmadurez pulmonar

Los investigadores identificaron algunos factores que han variado en la medicina prenatal entre 2000 y 2011 y que pueden haber contribuido al incremento de la supervivencia de los bebés, por ejemplo, que se había producido un aumento en el porcentaje de embarazadas que reciben atención prenatal, y en el empleo de glucocorticoides prenatales y el número de cesáreas, así como una reducción en la cantidad de mujeres a las que se administró tratamiento antibiótico prenatal.

Los científicos también creen que el mayor número de fallecimientos a consecuencia de enterocolitis necrotizante que se produjo en el periodo 2008-2011 podría estar relacionado precisamente con las mejoras en la supervivencia de los grandes prematuros, que en otras circunstancias habrían muerto antes del momento en que se suele producir este trastorno.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Una
de cada cinco personas en el mundo tendrá 60 años o más en 2050
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''