PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

La lactancia materna no afecta al desarrollo cognitivo a largo plazo

Los beneficios de la lactancia materna en el desarrollo cognitivo y en el comportamiento infantil se observan hasta los cinco años, pero no a partir de esa edad, según un estudio que ha analizado datos de casi 7.500 niños.
Madre dando el pecho a su bebé

Según el estudio los beneficios de la lactancia son relevantes hasta los cinco años.

05 de Abril de 2017

Los beneficios para la salud de la lactancia materna, tanto para la madre como para el bebé, han sido constatados y documentados en numerosos estudios. Desde hace casi un siglo, diversas investigaciones han estudiado la relación que existe o no, a largo plazo, entre el acto de amamantar y el desarrollo de las capacidades cognitivas y el comportamiento de los niños. El último estudio al respecto, publicado en la revista Pediatrics y realizado por investigadores del University College of Dublin, ha encontrado que si bien el beneficio atribuido a la lactancia materna a nivel cognitivo se observa a corto plazo, no resulta significativo a partir de cierta edad.

A los tres años, los niños alimentados de forma exclusiva con leche materna durante más de seis meses tenían más facilidad en la resolución de problemas, y menores tasas de hiperactividad

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos contaron con casi 7.500 niños nacidos a término entre diciembre de 2007 y mayo de 2008 pertenecientes al programa Growing Up in Ireland. A todos ellos se les hizo un seguimiento a partir de los nueve meses de edad, que tuvo a los tres años y a los cinco años los dos puntos de evaluación. A los tres años se tuvieron en cuenta para la valoración los datos que los padres aportaban en un cuestionario, en el que se valoraban aspectos como el desarrollo del vocabulario, y habilidades y pautas de comportamiento, mientras que a los cinco años de edad los profesores se sumaron a la evaluación de los pequeños.

Con los datos en la mano, y tras eliminar los posibles factores de confusión, los investigadores irlandeses encontraron que a los tres años los niños alimentados con leche materna, a diferencia de los alimentados con lactancia artificial, presentaban dos aspectos relevantes: mayor facilidad en la resolución de problemas, y menos probabilidades de presentar hiperactividad. A partir de los cinco años, sin embargo, ya no encontraban diferencias relevantes entre unos y otros.

El nuevo estudio no contradice los beneficios de la lactancia

Estudios previos habían asociado los beneficios para el desarrollo cognitivo de la lactancia materna a dos tipos específicos de ácidos grasos polinsaturados de cadena larga, el docosahexaenoico (DHA) y el ácido araquidónico. Sin embargo, en el nuevo trabajo no se tuvo en cuenta la información relativa a si la leche materna había sido tomada directamente del pecho, o extraída y ofrecida en biberón, por lo que para los científicos no es posible saber si las menores tasas de hiperactividad a los tres años fueron resultado del contacto piel con piel, o debido a los citados nutrientes de la leche materna. En ese sentido, consideran que éste debería ser un dato importante a tener en cuenta en futuros estudios que examinen los beneficios conductuales de la lactancia.

Los autores del estudio dejan claro en sus conclusiones que estos nuevos hallazgos no contradicen en ningún caso los muchos beneficios médicos y para la salud que la lactancia materna ofrece, tanto para la madre como para el niño, y que ya han sido demostrados en numerosas investigaciones y estudios científicos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''