PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Lactancia a demanda para hidratar al bebé en verano

La lactancia a demanda o incrementar la frecuencia de las tomas, permite que el bebé se mantenga correctamente hidratado en verano, ya que suda más debido a las altas temperaturas y necesita reponer líquidos.
Una madre amamanta a su bebé al aire libre

En verano los bebés sudan más y necesitan reponer los líquidos perdidos.

05 de Agosto de 2016

La lactancia materna a demanda es la medida más adecuada para mantener al bebé correctamente hidratado en verano, ya que cuando las temperaturas son más elevadas los bebés sudan más y necesitan reponer los líquidos eliminados por el organismo, por lo que es conveniente amamantar a tu hijo siempre que lo desee, e incluso incrementar la frecuencia de las tomas, estableciendo un periodo máximo de 2,5 o 3 horas entre las mismas, para prevenir una posible deshidratación del pequeño.

La leche materna está compuesta en un 90% por agua, y no solo sacia la sed del bebé, sino que además le aportará las sales y los nutrientes necesarios para que esté bien hidratado

Y es que, como ha explicado Leticia Ruiz, especialista en neonatología del Hospital Nuestra Señora del Rosario de Madrid, la leche materna está compuesta en un 90% por agua, y no solo sacia la sed de tu pequeñín, sino que además le aportará las sales y los nutrientes necesarios para que esté bien hidratado. Además, las tomas frecuentes propician la subida de la leche y el aumento de volumen, ya que la succión del bebé es el mejor estímulo para ello.

Aunque con la lactancia a demanda se garantiza la protección del bebé frente a la pérdida de agua causada por el calor, hay que prestar atención a los signos que podrían indicar el riesgo de deshidratación, como que el niño moje una menor cantidad de pañales, que el color de su orina sea más oscuro, que succione sin apenas fuerza, que se encuentre adormilado, que llore sin lágrimas, o que presente la mucosa oral seca o pastosa. Si se observan estos síntomas habría que acudir en seguida al médico para que valore la situación.

En el marco de la reciente celebración de la Semana Mundial de la Lactancia, los expertos han hecho de nuevo hincapié en todos los beneficios que conlleva tanto para la madre -que se recupera antes del embarazo y del parto, y tiene un menor riesgo de desarrollar determinados tipos de cáncer-, como para su hijo, al que protege contra infecciones y alergias, y previene que en el futuro desarrolle enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión, entre otras ventajas para su salud.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'