PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Los niños con sobrepeso tienen más riesgo de sufrir ostracismo

Los kilos de más pueden suponer no solo un problema de salud física en los más pequeños, sino que también pueden generarles serios problemas psicológicos al tener más riesgo de estar excluidos socialmente.
Los niños con sobrepeso tienen más riesgo de sufrir ostracismo

EL aislamiento de los niños obesos puede causar depresión infantil.

16 de Junio de 2017

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de lactantes y niños de hasta cinco años de edad que padecen sobrepeso u obesidad ha aumentado de 32 millones en el año 1990 a 42 en el 2013. Un dato que preocupa, y no solo por las conocidas consecuencias negativas que puede generar a nivel físico (diabetes, problemas cardiovasculares…), sino también por las complicaciones que puede provocar a nivel psicológico.

De hecho, y según un reciente estudio, dirigido por Kayla de la Haye, profesora adjunta de Medicina Preventiva en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, en Estados Unidos –uno de los países con mayor tasa de obesidad y sobrepeso infantil–, los niños con exceso de peso tienen más probabilidades de sufrir aislamiento social y, por tanto, ostracismo, que los que mantienen un peso normal.

Los niños que padecían sobrepeso tenían un 70% menos de probabilidades de aparecer en la lista de ‘mejores amigos’ que aquellos que estaban delgados

“Los menores que son excluidos de otros grupos tienen un gran riesgo de no experimentar un desarrollo social saludable”, apunta la especialista Kayla de la Haye. Y no le falta razón. Quien sufre ostracismo (relacionado con los niños con sobrepeso) es ignorado y excluido por un grupo social y, en consecuencia, puede provocar que este tampoco quiera participar de la vida pública, llegando a generar, en algunos casos, problemas más graves como depresión infantil.

El sobrepeso dificulta el desarrollo social y psicológico de los niños

El estudio, que ha sido publicado en la revista PLOS ONE, ha analizado a 504 estudiantes de secundaria de los Países Bajos. A todos ellos se les midió el Índice de Masa Corporal (IMC) y se les pidió que enumeraran (de forma ilimitada) por un lado a sus mejores amigos y, por otro, aquellos compañeros que no les agradaban.

Los resultados mostraron que, efectivamente, aquellos que padecían sobrepeso tenían un 70% menos de probabilidades de aparecer en la lista de “mejores amigos” que aquellos que estaban delgados. Asimismo, los menores con exceso de peso también presentaron 1,7 veces más probabilidades de ser rechazados por otros niños sin sobrepeso.

Para la investigadora principal, Kayla de la Haye, estos datos ponen sobre la mesa la necesidad que hay de abordar el estigma generalizado que existe respecto al sobrepeso. “El estigma social que hay sobre este tema es contraproducente para los niños que padecen sobrepeso, pues está demostrado que, además de que puede dificultar su desarrollo social y psicológico, también actúa como círculo vicioso, pues sabemos que los menores que están marginados son más propensos a comer peor (comida más calórica) y a vivir una vida más sedentaria que los que están socialmente integrados”, concluye la experta. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''