PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Unas gafas electrónicas ayudan a corregir el ojo vago

Unas gafas de oclusión que se programan electrónicamente permiten corregir el ojo vago tan eficazmente como el tratamiento estándar a base de parches y gotas, y son una alternativa más cómoda para niños y padres.
Un oftalmólogo prueba las gafas electrónicas con una niña

Con las gafas electrónicas los niños con ambliopía no necesitan llevar parches ni echarse colirios en los ojos.

26 de Noviembre de 2015

Unas gafas de oclusión que se programan electrónicamente han demostrado su capacidad para corregir la ambliopía u ojo vago de forma tan eficaz como el tratamiento estándar a base de parches y colirios. La ambliopía, un trastorno visual por el que uno de los ojos no se desarrolla normalmente durante la primera infancia, obliga a los niños que lo sufren a seguir un tratamiento mientras se desarrollan su cerebro y sus ojos.

Las gafas de oclusión electrónicas son una alternativa eficaz y más cómoda para niños y padres que el empleo de parches y colirios

El tratamiento de la ambliopía consiste en el uso de parches oculares o colirios, que actúan bloqueando la visión del ojo que mejor ve con el objetivo de que el cerebro aprenda a confiar en la información que le ofrece el ojo considerado vago. Sin embargo, al ser los pacientes niños pequeños, en muchas ocasiones se niegan a que les echen gotas en los ojos, o padecen episodios de ansiedad por este motivo.

Las nuevas gafas de oclusión electrónicas para corregir este trastorno visual fueron probadas por un equipo de investigadores del Instituto Oftalmológico Glick en la Universidad de Indiana (Estados Unidos). En el estudio participaron 33 niños con ojo vago con edades comprendidas entre los 3 y los 8 años, que fueron divididos en dos grupos, uno de los cuales usó un parche adhesivo dos horas diarias, mientras que los otros llevaron gafas de oclusión durante cuatro horas al día.

Durante la investigación, la lente colocada sobre el ojo vago fue cambiando de transparente a opaca cada 30 segundos y, al cabo de tres meses, los dos grupos de menores presentaron la misma mejoría en el ojo vago, ganando dos líneas en un optotipo de lectura.

Como ha explicado Daniel Neely, profesor de Oftalmología Pediátrica de la Universidad de Indiana, y director del trabajo, con las gafas de oclusión electrónicas el niño sabe que la lente se volverá transparente otra vez en unos segundos y colabora mejor con el tratamiento, que se convierte en una alternativa más cómoda al uso de parches y colirios. El producto, que se ha presentado en la reunión anual de la Academia Americana de Oftalmología, ha sido aprobado por la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA), y se comercializará con el nombre de Amblyz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'