PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Alerta por la expansión de la superbacteria SARM

El aumento de bacterias resistentes a los antibióticos, como la SARM, ha activado la alarma de las autoridades sanitarias a nivel mundial, y España figura entre los países más susceptibles a la expansión de esta peligrosa superbacteria.
Alerta por la expansión de la superbacteria SARM

La bacteria 'Staphylococcus Aureus Resistente a la Meticilina (SARM)', ha desarrollado resistencia frente a los antibióticos más potentes.

14 de Octubre de 2016

Ante una infección producida por bacterias, los antibióticos pueden llegar a salvar una vida si son empleados de forma correcta. Sin embargo, desde hace unos años nos encontramos inmersos a nivel mundial en una grave situación que, además, va en aumento: cerca de la mitad de las bacterias estafilococos se han vuelto resistentes a los antibióticos, y son ahora más difíciles de combatir. Esto ocurre por un uso indebido de estos medicamentos, y son tales las dimensiones del asunto que ya es un tema considerado de alta prioridad por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en la pasada Asamblea Mundial, celebrada en 2015, elaboró un plan de actuación en busca de soluciones al problema.

En este contexto cobra especial importancia el caso del Staphylococcus Aureus, que en sus inicios era una bacteria poco peligrosa y que, poco a poco, se ha convertido en una superbacteria: la Staphylococcus Aureus Resistente a la Meticilina (SARM), resistente a los antibióticos más potentes, y que provoca una elevada mortalidad. Si bien es una bacteria que puede resultar inofensiva en personas sanas, no lo es tanto para las personas enfermas, para quienes puede resultar incluso mortal. Es por ello que este organismo microscópico encuentra su lugar de actuación ideal en el marco hospitalario, especialmente en las salas de operaciones.

Las superbacterias constituyen una amenaza global para la salud, y podrían convertirse en el año 2050 en la primera causa de muerte en el mundo

Para evitar su expansión, el cumplimiento de unas normas de higiene básicas adquiere una importancia enorme, pero también existe la probabilidad de que las cepas de SARM (conocida también como MRSA, por sus siglas en inglés) estén presentes en mayor medida si la región cuenta con un elevado nivel de abuso doméstico y sanitario de los antibióticos; problema este último al que se une otro de igual o mayor trascendencia: el abuso de antibióticos en entornos agrarios e industriales dedicados al consumo humano.

Bacterias resistentes a antibióticos, una amenaza global

Según el último Eurobarómetro, dado a conocer el pasado mes de junio, España es uno de los países de la Unión Europea (UE) con mayor desconocimiento acerca del uso de los antibióticos, algo que está directamente relacionado con el abuso de los mismos y, por tanto, con la proliferación de bacterias inmunes a dichos medicamentos. Además, es especialmente alarmante que España es el país en el que la proporción de población desinformada ha crecido más desde el año 2013. Ese empleo inadecuado no solo se da en el entorno doméstico o sanitario, sino también en el ámbito agropecuario, cada vez más regulado en el marco de la UE, pero de difícil control en España, donde la mayor parte de las instalaciones dedicadas al consumo humano son pequeñas y dispersas.

Superbacterias como la SARM matan a alrededor de 700.000 personas al año en todo el mundo, y se espera que en 2050 se conviertan en la primera causa de muerte a nivel mundial, según un trabajo de investigación llevado a cabo en Reino Unido por expertos en diversas materias (economía, políticas públicas, cuestiones científicas y microeconomía). Datos que preocupan a las autoridades sanitarias, quienes ya lo consideran una amenaza global y reclaman la necesidad de concienciar acerca de la utilización de los antibióticos de un modo más racional, a través de un plan de acción internacional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD