PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Dormir seis horas diarias es insuficiente y daña la salud

Dormir seis horas diarias reduce el rendimiento cognitivo, pero proporciona una falsa percepción de normalidad, que impide apreciar bien la sensación de somnolencia y aumenta los riesgos para la salud.
Dormir seis horas diarias es insuficiente y daña la salud

Dormir seis horas al día no es suficiente para que el organismo se recupere, y puede ser tan perjudicial como no dormir nada en varios días.

16 de Marzo de 2016

Dormir seis horas diarias no es suficiente para que el organismo se recupere y pueda rendir correctamente, e incluso puede llegar a ser tan malo para la salud como no dormir nada en varios días, según ha revelado un estudio que se ha publicado en Sleep, y que también destaca que las personas que duermen solo seis horas al día tienen la falsa percepción de que su rendimiento es normal y pueden no darse cuenta de su nivel de somnolencia, lo que aumenta el riesgo de que sufran accidentes.

Las personas que no duermen lo suficiente podrían tener tendencia a no admitirlo –ya sea de forma consciente o inconsciente–, y a sobreestimar la cantidad de tiempo que descansan

En la investigación participaron 48 adultos que se dividieron en grupos, a uno de los cuales se le impidió dormir durante tres días consecutivos, mientras el resto descansaron un máximo de cuatro, seis u ocho horas cada noche a lo largo de dos semanas. A todas estas personas se les realizaron pruebas de rendimiento cognitivo y se midió su tiempo de reacción cada dos horas (siempre y cuando no se encontraran durmiendo en ese momento), y además contestaron preguntas acerca de su estado de ánimo, los síntomas que experimentaban, y su nivel de somnolencia.

Los individuos que tuvieron un sueño de ocho horas diarias presentaron los mejores resultados de rendimiento, tal y como se esperaba, mientras que el rendimiento de lo que solo dormían cuatro horas fue empeorando cada día. Los que podían dormir seis horas cada noche aparentemente mantenían sus facultades, pero el décimo día del estudio se derrumbaban. Los investigadores comprobaron, además, que en los últimos días del ensayo estos presentaban el mismo rendimiento cognitivo que las personas a las que no se les permitía dormir nada.

Según los autores del trabajo, lo más preocupante es que mientras que el nivel de somnolencia de los que no dormían nada aumentó dos niveles, el de los que dormían seis horas solo aumentó uno, y teniendo en cuenta que su rendimiento era prácticamente igual, esto puede significar que aquellos que no duermen lo suficiente podrían tener tendencia a no admitirlo –ya sea de forma consciente o inconsciente–, y a sobreestimar la cantidad de tiempo que descansan.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD