PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

La mayoría de las apps de salud no tienen rigor científico

Existen unas 300.000 aplicaciones de salud disponibles para los smartphones, sin embargo, los expertos advierten que la mayoría no son seguras ni están basadas en los conocimientos de profesionales médicos.
La mayoría de las apps de salud no tienen rigor científico

Muchas apps de salud no miden bien los parámetros ni respetan la privacidad de los usuarios.

09 de Junio de 2017

Cada vez se consulta más en Internet sobre cuestiones que afectan a nuestra salud, y una de las maneras más comunes de hacerlo es descargando aplicaciones móviles en nuestros teléfonos inteligentes. El número de las que se centran en temas de bienestar ya asciende a unas 300.000, sin embargo, según la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES), la mayoría de estas apps no tienen rigor ni una base científica, por lo que podrían no ser seguras para controlar determinados problemas de salud.

Muchas apps sobre ejercicio no miden correctamente parámetros como la distancia recorrida, o el gasto energético, por lo que pueden causar un sobreesfuerzo y provocar lesiones

Las aplicaciones más descargadas sobre salud son las relacionadas con el ejercicio y la nutrición, que justamente parecen ser aquellas que cuentan con un menor rigor científico. Así lo han demostrado diversos estudios, como los publicados en las revistas Journal of Sport Sciences y Journal of Physical Activity and Health. En ellos se expone que algunas de estas plataformas para hacer deporte, y algunos wearables no miden correctamente los parámetros como la distancia recorrida, las calorías quemadas, o la evaluación de la calidad del sueño.

Llama la atención que el 57% de las mujeres embarazadas o que han sido madres recientemente se han descargado alguna aplicación con relación al embarazo o la maternidad, según datos de un estudio con el que colaboró la Universidad de Zaragoza. Lo llamativo, según concluía otra investigación internacional con la Universidad de Murcia es que, de 33 apps de embarazo analizadas, ni una sola cumplía con criterios de calidad científica.

Da la sensación de que con estas apps se pretende sustituir la labor de un médico, de un nutricionista, o de un entrenador personal, y tenerlo todo a mano, pero es importante conocer sus posibles riesgos y quién está detrás de su desarrollo y contenidos.

Riesgos de las apps sobre salud sin criterio científico

Según nos ha contado Carlos Mateos, coordinador del Hackathon de Salud y vicepresidente de la AIES, los peligros de las aplicaciones de salud pueden aparecer cuando los pacientes deciden no tratarse, o prescindir de las recomendaciones de su médico para seguir las que dicta la plataforma online. Además, como se ha comprobado en diversos estudios, son muchas las apps sobre ejercicio que no miden correctamente los parámetros, por lo que nada tienen que ver con la realidad, y pueden causar un sobreesfuerzo y provocar lesiones.

Hay que recordar que ninguna aplicación puede sustituir el trabajo de un profesional médico, ya que estos valoran los casos particulares y establecen un tratamiento acorde a cada paciente. Sin embargo, cada vez son más los sanitarios que se apoyan en este tipo de programas para difundir la prevención de enfermedades o ayudar en el tratamiento, por ejemplo, recordando la toma de pastillas.

Otro de los problemas que destaca el experto es el riesgo por la falta de seguridad al descargar esas aplicaciones. Muchas de ellas son vulnerables y no respetan la privacidad de los datos de los usuarios, cediendo esta información a terceros para usos comerciales lo que, según el experto, se podría denunciar ante la ley.

¿Se deben regular las aplicaciones de salud?

Con respecto a si se deben o no regular las aplicaciones relacionadas con la salud, en opinión de Carlos Mateos se deberían regular aquellas que tienen que ver con el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, pues son las que más problemas pueden causar. También explica que ya se están validando algunas apps en Andalucía, y se están haciendo pruebas piloto en Cataluña, en las que los expertos acreditan el rigor de estas plataformas en cuanto a la información médica que aportan al usuario y la protección de sus datos personales.

No hay que pensar que todas las apps para tu móvil son peligrosas, pero sí debes tener cuidado a la hora de seguir los consejos que aportan, y consultar antes con tu médico. Para fomentar la creación de plataformas y aplicaciones seguras con validez científica se ha celebrado el pasado viernes y sábado el 'II Hackaton Nacional de Salud', un encuentro entre profesionales que pretende mejorar la práctica clínica gracias a las nuevas tecnologías.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD