PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Medicina hiperbárica reduce amputación por pie diabético

La oxigenoterapia hiperbárica (OHB), que se basa en aplicar oxígeno a alta presión, puede disminuir el riesgo de amputaciones por pie diabético, al favorecer y acelerar el proceso de cicatrización de úlceras y heridas.
Medicina hiperbárica reduce amputación por pie diabético

La OHB permite recuperar la función celular de los tejidos dañados, disminuir la infección, y acelerar la cicatrización.

15 de Julio de 2016

La medicina hiperbárica, que consiste en la aplicación de oxígeno a una presión elevada, contribuye a disminuir el riesgo de amputaciones por pie diabético gracias a que permite que se acelere el proceso de cicatrización de úlceras y heridas, según han afirmado especialistas que reunidos en el I Simposio Internacional de Medicina Hiperbárica y Heridas Crónicas celebrado recientemente en Madrid, en el que se ha presentado el Instituto Nacional de Medicina Hiperbárica (INMH), organización sin animo de lucro que pretende fomentar el conocimiento y la investigación sobre esta terapia.

La oxigenoterapia hiperbárica (OHB), que mejora y acelera la cicatrización de las heridas, es una alternativa de tratamiento muy recomendable para los pacientes con pie diabético

Como ha explicado el profesor José Luis Lázaro, jefe de la Unidad de Pie Diabético de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de Madrid, el pie diabético -una alteración de origen generalmente neuropático que se debe a la hiperglucemia- es un problema de salud grave en los pacientes con diabetes, que tiene un significativo impacto sanitario, social y económico, y puede llegar a provocar la amputación del miembro afectado.

El experto añade que el incremento de los niveles de glucosa en sangre causa un estrechamiento de los vasos sanguíneos que afecta a la circulación sanguínea y al aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos del pie, lo que tiene como consecuencia que el paciente desarrolle úlceras o heridas en la extremidad, que tienen dificultades para cicatrizar, y que se tratan combinando la descarga de la úlcera, el desbridamiento de la lesión y la adecuada perfusión y disponibilidad de oxígeno.

Si el tratamiento no da resultado, advierte el profesor Lázaro, se produce una infección persistente y una mala perfusión, cuyas consecuencias son la hipoxia de los tejidos o trauma recurrente. Por ello, la oxigenoterapia hiperbárica (OHB), que mejora y acelera la cicatrización de las heridas, puede ser una opción muy efectiva para estos pacientes. De hecho, un estudio publicado en Undersea & Hyperbaric Medicine ha comprobado que esta técnica incrementa notablemente la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, permitiendo recuperar la función celular de los tejidos dañados, disminuir la infección y acelerar la cicatrización, reduciendo de esta forma el riesgo de amputación.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''