PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Vivir junto a zonas verdes reduce la tasa de mortalidad

Las mujeres que viven en zonas rodeadas de vegetación presentan una tasa de mortalidad global un 12% menor que las que residen en áreas menos verdes, y tienen mejor salud mental y menos depresión, según un estudio.
Vivir junto a zonas verdes reduce la tasa de mortalidad

Un entorno más verde favorece la salud mental y reduce el riesgo de depresión.

20 de Abril de 2016

Las mujeres que residen en zonas rodeadas de vegetación presentan una tasa de mortalidad global un 12% menor que las que viven en áreas menos verdes, según revela un estudio realizado por la Escuela de Medicina y Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard y el Hospital Brigham y de la Mujer, en Estados Unidos, que se ha publicado en Environmental Health Perspectives.

Las mujeres cuyos hogares se encontraban en zonas con vegetación abundante tenían una tasa de mortalidad un 34% menor asociada a enfermedades respiratorias, y un 13% inferior por cáncer

En la investigación se analizaron los datos de 108.630 mujeres incluidas en el Estudio de Salud de las Enfermeras, que se llevó a cabo en Estados Unidos entre 2000 y 2008, con el objetivo de determinar la asociación entre vivir en zonas más o menos verdes y el riesgo de mortalidad. Para realizar la comparación se calculó el nivel de vegetación del entorno empleando imágenes de satélite obtenidas durante las diversas estaciones del año a lo largo de varios años. También se tuvieron en cuenta otros factores de riesgo de muerte como la edad, raza y origen étnico, el nivel socioeconómico, y el consumo de sustancias nocivas como el tabaco.

Los resultados del estudio mostraron que las mujeres cuyos hogares se encontraban en zonas con vegetación abundante tenían una tasa de mortalidad un 34% menor asociada a enfermedades respiratorias, y un 13% inferior por cáncer, en comparación con las que disponían de un entorno menos verde alrededor de su casa.

Los investigadores atribuyen el 30% de los beneficios de vivir en un ambiente con más cantidad de vegetación a una mejoría de la salud mental y menores probabilidades de desarrollar depresión, y también observaron que las áreas verdes proporcionaban más oportunidades para las relaciones sociales y un incremento de la actividad física, lo que se sumaba a una disminución de la exposición a la contaminación atmosférica.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'