PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Asocian falta de yodo en el embarazo con hiperactividad

Un déficit de tiroxina -la hormona más importante de la tiroides- durante el embarazo, se asocia a disfunción mental e hiperactividad en el futuro bebé, por lo que es necesario que la madre tome suplementos de yodo.
Mujer embarazada en la cocina

El déficit de yodo es la principal causa prevenible de deterioro de las funciones mentales a nivel mundial.

30 de Mayo de 2016

Los problemas de salud relacionados con un déficit de tiroxina de la mujer embarazada abarcan desde un incremento en la morbimortalidad neonatal y una disfunción mental grave, a trastornos de atención e hiperactividad (TDAH), y un aporte insuficiente de yodo -un oligoelemento esencial que desempeña una función clave en el desarrollo de los órganos del feto, especialmente su cerebro- se ha asociado a una significativa reducción del cociente intelectual y un mayor riesgo de desarrollar TDAH.

La tiroxina es la hormona más importante de la glándula tiroides, y durante la gestación se produce una mayor demanda de esta hormona, por lo que una aportación extra de yodo es fundamental, especialmente durante el primer trimestre del embarazo, ya que hasta la semana 20 de embarazo la tiroides del feto no se encuentra totalmente activa y, por lo tanto, depende de la de la madre, que para adaptarse a la nueva situación necesita producir aproximadamente 1,5 veces más tiroxina de lo normal.

Hasta la semana 20 de embarazo la tiroides del feto no se encuentra totalmente activa y depende de la de la madre, que para adaptarse a la nueva situación necesita producir aproximadamente 1,5 veces más tiroxina de lo normal

Según los expertos, el déficit de yodo es la principal causa prevenible de deterioro de las funciones mentales a nivel mundial, afecta a dos mil millones de personas -el 35,2% de la población-, y se podría prevenir administrando este oligoelemento antes y durante el embarazo, así como durante la lactancia, ya que entre las importantísimas funciones que desempeñan las hormonas tiroideas está la de contribuir al correcto desarrollo del sistema nervioso central, la migración de las neuronas al cerebro en formación, la mielinización, y la correcta formación de la corteza cerebral, el hipocampo y el cerebelo, así como la maduración cerebral, tanto del feto, como a lo largo de los primeros años de vida del niño.

Por ello, en el marco de la Semana Internacional para el Conocimiento del Tiroides, el Dr. Juan Carlos Galofré, endocrinólogo de la Clínica Universitaria de Navarra, y coordinador del área de conocimiento del tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, ha recomendado que todas aquellas mujeres que hayan decidido tener un hijo, o sospechen que están embarazadas, no esperen a confirmar la gestación para comenzar a tomar suplementos de yodo de 200 microgramos diarios.

Con respecto a la dieta, los alimentos que contienen yodo son los procedentes del mar, los lácteos, la sal yodada, e incluso algunas frutas como las fresas y los arándanos. Sin embargo el contenido de este oligoelemento en los alimentos varía dependiendo del terreno en el que se cultiven, el procesamiento al que hayan sido sometidos, o su preparación, por lo que en el caso de las embarazadas, los suplementos de este micronutrientes resultan esenciales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'