PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El consumo de café y té puede prevenir la fibrosis del hígado

Un consumo frecuente de café o de té puede contribuir a prevenir la rigidez o cicatrización del hígado, protegiendo a este órgano de una fibrosis progresiva que puede causar una enfermedad hepática avanzada.
El consumo de café y té puede prevenir la fibrosis del hígado

No se encontró una relación directa entre el consumo de café o té y la acumulación de grasa en el hígado.

14 de Junio de 2017

Tomar café o regularmente, aunque su ingesta sea moderada, podría proteger al hígado del desarrollo de una fibrosis que origine una enfermedad hepática avanzada, según revela una investigación realizada en la Erasmus University Medical Center de Rotterdam (Países Bajos), que se ha publicado en Journal of Hepatology.

Estudios anteriores ya habían sugerido que el consumo de café podía disminuir los niveles de enzimas hepáticas y el riesgo de sufrir cirrosis, hepatitis virales, o cáncer de hígado, y aunque se desconocen las causas de esta asociación, se considera que esto podría deberse a la capacidad antioxidante de esta bebida.

Los autores del nuevo trabajo querían comprobar el impacto del consumo de té o café sobre la rigidez del hígado, para lo que analizaron los datos de 2.424 personas mayores de 45 años que habían participado en un gran estudio, y a las que se sometió a un minucioso examen físico que incluía datos antropométricos, análisis de sangre, e imágenes de sus hígados obtenidas a través de una ecografía abdominal, además de una prueba para comprobar su rigidez hepática.

Tanto una frecuente ingesta de café, como cualquier consumo de té, se asociaban de manera significativa con menor cicatrización del hígado, con independencia de otros factores relacionados con el estilo de vida o del ambiente

Los participantes también contestaron a un cuestionario para informar sobre la frecuencia con la que consumían hasta 389 alimentos, y se dividió a estas personas en tres grupos atendiendo a su consumo de café y té, como ninguno, moderado (menos de tres tazas diarias), y frecuente (más de tres). En el caso del té se tuvo en cuenta si el encuestado tomaba té verde, té rojo, té negro, u otras variedades.

Café y té asociados con menor cicatrización del hígado

Los datos revelaron que tanto una frecuente ingesta de café, como cualquier consumo de té, aunque fuese en pequeña cantidad, se asociaban de manera significativa con menor cicatrización del hígado, con independencia de otros factores relacionados con el estilo de vida de los participantes, así como con sus características metabólicas individuales o del ambiente en el que vivían.

Los investigadores no encontraron una relación directa entre el consumo de café o té y la acumulación de grasa en el hígado, pero observaron que tomar café tenía un efecto beneficioso sobre la disminución de la rigidez hepática tanto en los individuos con grasa hepática, como en aquellos que carecían de este problema. Estos expertos señalan que los resultados del estudio sugieren que el consumo habitual de café y té podría favorecer la prevención de la cicatrización del hígado incluso antes de que se desarrolle una patología hepática, aunque se debería comprobar con nuevas investigaciones, ya que se trata de una muestra poblacional.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'