PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El salmón en el embarazo reduce el riesgo de asma

Comer salmón –un pescado azul rico en ácidos grasos omega 3– dos veces a la semana durante el embarazo, puede reducir el riesgo de que el futuro bebé desarrolle asma en la infancia temprana, según un estudio.
El salmón en el embarazo reduce el riesgo de asma

El tipo de alimentación durante el embarazo influye en la salud del futuro bebé.

28 de Abril de 2016

Los niños cuyas madres comieron salmón durante el embarazo tienen menos probabilidades de desarrollar asma, en comparación con aquellos cuyas madres no consumieron este pescado azul, rico en ácidos grasos omega 3, durante la gestación, según ha revelado una nueva investigación realizada en la Universidad de Southampton, que se acaba de presentar en el Experimental Biology Congress, en San Diego (Estados Unidos).

Los niños que tenían entre dos y tres años eran menos propensos a sufrir asma si su madre había comido salmón durante el embarazo

Las mujeres que participaron en el estudio comieron salmón dos veces a la semana desde la semana 19 de embarazo. A sus hijos se les realizaron pruebas de alergia a los seis meses de edad y, posteriormente, cuando tenían dos o tres años. Al comparar los resultados con los de niños cuyas madres no habían comido salmón durante la gestación, los investigadores observaron que mientras en los bebés de seis meses no había diferencias, los que tenían entre dos y tres años eran menos propensos a sufrir asma si la madre pertenecía al grupo de las que habían comido dicho alimento en el embarazo.

El estudio ha sido dirigido por el Profesor Philip Calder, de la Universidad de Southampton, que ha recibido el Premio Internacional Danone a la Nutrición 2016, por las investigaciones que ha llevado a cabo durante 25 años con el objetivo de descubrir el mecanismo que relaciona el tipo de alimentación con el funcionamiento del sistema inmune, y en las que ha demostrado que determinados ácidos grasos están involucrados en una gran variedad de patologías, desde alergias a trastornos inflamatorios como la enfermedad de Crohn.

Como ha explicado el Profesor Calder, sus hallazgos sugieren que una intervención nutricional temprana, incluso durante el desarrollo del feto en el útero, puede tener consecuencias a largo plazo en la salud de los niños; de ahí la importancia de seguir una correcta nutrición durante el embarazo, que cubra tanto las necesidades de la futura madre, como del bebé.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''