PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

La cáscara de semilla de aguacate puede ayudar a desarrollar fármacos

Descubren que la cáscara de la semilla del aguacate contiene compuestos que podrían ser utilizados para desarrollar nuevos medicamentos para tratar el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.
Cáscara y semilla de aguacate

30 de Agosto de 2017

Las continuas noticias sobre las propiedades saludables del aguacate, así como sus múltiples posibilidades culinarias, han hecho que esta fruta esté de moda, y su consumo haya crecido más del doble en los últimos años. Unos investigadores de la Universidad de Texas en Río Grande Valley (Estados Unidos) han indagado un poco más a fondo en las posibilidades del que ya se empieza a conocer como ‘oro verde’, y han descubierto que la cáscara de la semilla de este alimento podría ayudar a desarrollar medicamentos para el tratamiento del cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Después de analizar en profundidad la cáscara de la semilla de aguacate, los investigadores llegaron a la conclusión de que esos efectos beneficiosos podrían deberse a los compuestos químicos que han hallado en la parte exterior de la semilla, una parte del aguacate que en la mayoría de los casos es desechada sin mayor contemplación. El descubrimiento fue dado a conocer en la reunión anual de la Sociedad Americana de Química, que tiene lugar este año en Washington, Estados Unidos.

Entre los compuestos de las cáscaras de las semillas de aguacate había algunos usados para crear fármacos antivirales, aumentar el colesterol bueno y reducir el riesgo de tumores

El trabajo se ha realizado moliendo 300 cáscaras secas de semillas de aguacate y procesando el polvo resultante para obtener tres cucharaditas de aceite y unos 28 gramos de cera. Ambos fueron sometidos a un análisis de cromatografía de gases y a una espectrometría de masas para conocer de qué estaba formada la parte exterior de la semilla de esta fruta. El resultado fue que existían 116 compuestos incluidos en el aceite y 16 en la cera.

Entre los más destacados se encuentra el docosanol, muy utilizado en los antivirales, sobre todo para tratar el herpes labial; también el ácido dodecaonico, encargado de aumentar el colesterol bueno (HDL), que reduce el riesgo de aterosclerosis. Por último, el heptacosano, que es quizá el más valioso de todos, pues tiene la capacidad de ayudar a impedir el desarrollo de las células cancerígenas.

Un descubrimiento también para otros ámbitos

Al estudiar los compuestos del recubrimiento de la semilla del aguacate, los investigadores dieron con que la cera obtenida tenía ftalato de bencilo y butilo, que se usa para hacer más flexibles algunos productos sintéticos, como por ejemplo algunos dispositivos médicos o incluso las cortinas de las duchas. Además, encontraron Bis (2-butoxietil) ftalato, utilizado en la elaboración de productos cosméticos, y el hidroxitolueno butilado, que está en la lista de los aditivos alimentarios.

Sin embargo, los investigadores señalan que es pronto para poder consumir las cáscaras de las semillas, pues no se han realizado aún pruebas de seguridad alimentaria sobre esta parte del aguacate, por lo que se recomienda esperar a que se realicen más investigaciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''