PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Los ácidos grasos omega 3 del pescado reducen los síntomas de asma

El aceite de pescado, rico en ácidos grasos omega 3, tiene la capacidad de frenar la inflamación y disminuir la producción de IgE, los anticuerpos que intervienen en las reacciones alérgicas y los síntomas de asma.
Salmón

El salmón es uno de los alimentos más ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega 3.

14 de Febrero de 2017

Los ácidos grasos omega 3 que contiene el aceite de pescado tienen la capacidad de disminuir la producción de IgE, los anticuerpos involucrados en las reacciones alérgicas y los síntomas de asma en personas con asma leve. En el casos más graves de asma, sin embargo, el empleo de esteroides orales para aliviar la enfermedad interfiere con los beneficios de los omega 3, reduciendo su efectividad.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester (UR) de Nueva York (Estados Unidos), en el que participaron 17 pacientes con asma. Los investigadores aislaron células B inmunes de estas personas y las compararon con las de donantes sanos, con el objetivo de analizar el impacto que tienen los ácidos grasos del aceite de pescado sobre IgE y otras moléculas que intervienen en la enfermedad.

En los pacientes con asma que tomaban corticosteroides por vía oral, los ácidos grasos omega 3 resultaron menos eficaces

La mayoría de los pacientes del estudio tomaban diferentes dosis de corticosteroides por vía oral –píldora o mediante un inhalador– dependiendo de la gravedad del asma, y aunque todos respondieron en alguna medida a los ácidos grasos omega 3 y se observó una disminución de los niveles de anticuerpos IgE, los científicos comprobaron que algunos de los pacientes que tomaban esteroides orales respondían peor al tratamiento con omega 3.

Richard P. Phipps, profesor de Medicina Ambiental, y principal autor del trabajo, ha explicado que los consumidores deben asegurarse de que el aceite de pescado que adquieren es de buena calidad, ya que ellos utilizaron productos puros y biológicamente activos del aceite de pescado, que se denominan 17-HDHA, similar al que se empleó en un estudio previo, publicado en New England Journal of Medicine, que mostraba que la administración de suplementos de ácidos grasos omega 3 durante el embarazo reducía el riesgo de que el futuro bebé desarrollara asma.

El experto ha añadido que el consumo de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 –que se pueden encontrar en alimentos como el salmón, el atún, el aceite de semillas de lino, las nueces o las anchoas–, ha demostrado ser beneficioso para la salud, ya que en el organismo se convierten en mediadores especiales que frenan la inflamación sin suprimir el sistema inmune.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''