PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Tener sobrepeso al inicio del embarazo perjudica al bebé

Padecer obesidad o sobrepeso al inicio del embarazo y mantenerlo, es perjudicial para la salud del bebé, y aumenta el riesgo de que desarrolle síndrome metabólico, obesidad y diabetes, por lo que se debe vigilar la dieta.
Mujer embarazada con sobrepeso

El sobrepeso de la madre durante la gestación perjudica la salud del futuro bebé.

11 de Abril de 2016

Padecer obesidad o sobrepeso al inicio del embarazo constituye un factor de riesgo para la salud del futuro bebé, que podría desarrollar síndrome metabólico, obesidad y diabetes. También la madre tiene más probabilidades de sufrir complicaciones del embarazo como preeclampsia, diabetes gestacional, y problemas cardiovasculares y renales si presenta un exceso de peso al quedarse embarazada y lo mantiene durante la gestación.

Los especialistas recomiendan que la dieta de las embarazadas sea rica en verduras, frutas, legumbres, granos enteros, pescado, aguacate y semillas, y consuman suplementos vitamínicos, especialmente ácido fólico, hierro y yodo

Durante el embarazo, además, la mujer tiene unas necesidades nutricionales especiales, porque su organismo precisa un aporte energético mayor. Los especialistas recomiendan que la dieta sea rica en verduras, frutas, legumbres, granos enteros, pescado, aguacate y semillas, y se consuman suplementos vitamínicos, específicamente los que contengan ácido fólico, hierro y yodo. Y también señalan la necesidad de eliminar de la dieta los alimentos procesados y las bebidas azucaradas.

La Sociedad Americana del Embarazo ha calculado que una mujer embarazada necesita, de media, unas 75.000 calorías extra –alrededor de 300 calorías más cada día– para que el feto se desarrolle de manera óptima. Sin embargo, durante las 12 primeras semanas de embarazo no es necesario aumentar todavía la ingesta de calorías, y también se debe tener en cuenta la actividad física de la mujer a la hora de determinar la dieta más adecuada.

Con respecto al incremento de peso adecuado durante el embarazo, depende del IMC (índice de masa corporal) del que parta la gestante. Así, si se trata de una mujer delgada (IMC menor a 20), debería aumentar de peso entre 12 y 18 kg; si tiene normopeso (IMC entre 20 y 24,9), lo aconsejable es que engorde entre 11 y 16 kg; y si presenta sobrepeso (IMC mayor a 25), no debería sobrepasar un límite de entre 5 y 9 kilos.

Como ha explicado la Dra. María de la Calle, especialista en tocología de alto riesgo en el Hospital Universitario la Paz, de Madrid, los hijos de mujeres con sobrepeso tienden a ser más gordos (a tener más grasa), algo que a la larga les puede provocar diabetes o hipertensión. En el caso de las mujeres por debajo de su peso, los bebés pueden sufrir también complicaciones, como un crecimiento intrauterino limitado. Esta experta recomienda que las embarazadas realicen cinco comidas al día para evitar hipoglucemias y bajadas de tensión, ingieran un gramo por kilo diario de proteínas, 175 gramos de hidratos de carbono, y limiten el consumo de grasas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'