PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Tomar omega 3 beneficia al corazón tras un infarto

Consumir una determinada cantidad de ácidos grasos omega 3 a diario mejora la función del corazón y reduce la fibrosis en los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio, y previene así la insuficiencia cardíaca.
Tomar omega 3 beneficia al corazón tras un infarto

La ingesta de ácidos grasos omega 3 favorece la contracción del corazón y disminuye la fibrosis en la zona que no está dañada.

09 de Agosto de 2016

Los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio y consumen ácidos grasos omega 3 a diario durante seis meses mejoran el estado y la salud de su corazón, según muestran los resultados de un estudio dirigido por el profesor de la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.), Raymond Y. Kwong, que ha publicado la revista Circulation, de la American Heart Association.

En las personas que habían tomado omega 3 se redujo un 5,8% el índice de volumen sistólico final del ventrículo izquierdo -un indicador que puede predecir el pronóstico de un paciente tras un infarto-, y un 5,6% la fibrosis cardíaca

En un estudio previo ya se había observado que el omega 3 presente en el aceite del pescado prolongaba la supervivencia de los pacientes que habían sufrido un ataque cardíaco, aunque se desconocía su mecanismo de acción y, por ello, los autores del nuevo trabajo decidieron analizar qué efecto tenían estas grasas saludables en el corazón de 360 personas que habían sobrevivido a un evento de este tipo.

Durante seis meses, un grupo de individuos que participó en el estudio recibió una dosis diaria de cuatro gramos de omega 3, mientras al otro grupo se le administraba placebo. Al finalizar el ensayo se comprobó que en las personas que habían tomado omega 3 se había reducido un 5,8% el índice de volumen sistólico final del ventrículo izquierdo -un indicador que puede predecir el pronóstico de un paciente tras un infarto-, y un 5,6% la fibrosis cardíaca. Además, en ellos también se observó una disminución en biomarcadores para la inflamación.

Como ha explicado el profesor Kwong, la insuficiencia cardíaca es un grave problema en los pacientes que han sufrido un ataque al corazón, pese a los tratamientos disponibles, y comprobar que la ingesta de ácidos grasos omega 3 favorece la contracción del corazón y disminuye la fibrosis en la zona que no está dañada, podría constituir la base de una terapia segura y eficaz para mejorar la salud cardíaca de estas personas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''