PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Un consumo adecuado de fibra puede ayudar a prevenir la obesidad

Un estudio muestra que comer alimentos ricos en fibra puede ayudar a controlar el peso corporal y a evitar la obesidad, especialmente el exceso de grasa abdominal, y señala que los españoles comemos menos fibra de la recomendada.
Una mujer añade leche a un bol que contiene cereales y fruta

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda una ingesta de 25 gramos de fibra al día.

20 de Julio de 2017

Las personas que comen mucha fibra suelen tener menos probabilidades de padecer obesidad o sobrepeso que aquellas que no incluyen esta sustancia en su dieta, según revela un estudio llamado 'Ingesta y fuentes alimentarias de fibra en España: diferencias con respecto a la prevalencia de exceso de peso y obesidad abdominal en adultos del estudio científico Anibes',  que ha sido publicado recientemente en la revista Nutrients.

Según este trabajo, realizado con datos de españoles de entre 18 y 64 años de edad, los voluntarios que presentaban un peso normal solían consumir más cantidad de fibra (13,4 g/día, de media) respecto a los que tenían sobrepeso (12,3 g/día) u obesidad (11,8 g/día). Este hecho podría deberse a que, como explica Rosa María Ortega, directora del grupo de investigación Valornut y catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, el consumo de fibra podría ayudar a reducir el apetito y, por tanto, favorecería que la persona comiese menos cantidad de alimentos en las comidas posteriores.

El consumo de fibra podría ayudar a reducir el apetito y, por tanto, favorecería que la persona comiese menos cantidad de alimentos en las comidas posteriores

Asimismo, según esta misma investigación, que ha sido coordinada por la Fundación Española de Nutrición (FEN), la ingesta de fibra no solo ayudaría a controlar el peso, sino que además podría estar relacionada con tener menos riesgo de sufrir obesidad abdominal. Y es que, según los datos de este trabajo, la ingesta de fibra fue mayor en aquellas personas sin grasa abdominal que en aquellas que sí que presentaban más grasa en esta zona. “De este modo, podemos sospechar que la ingesta de fibra ajustada a la actividad física puede ayudar a prevenir la aparición de obesidad abdominal”, señala la especialista Ortega.

Los españoles comemos poca fibra

Del estudio también se desprende que los españoles consumimos poca fibra. Si bien la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda una ingesta de 25 g al día, la realidad en España es bien distinta, pues el consumo medio de los ciudadanos es de entre 5,66 y 12,5 g/día, muy por debajo de lo recomendado. “El estudio refleja un consumo insuficiente de fibra por parte de los españoles, siendo las fuentes principales de esta sustancia los granos y las harinas, seguidos de las verduras y hortalizas, las frutas y las legumbres”, explica la investigadora.

Asimismo, la investigación también muestra que las mayores tasas de consumo de fibra de los españoles se concentran en la comida, y solo un 13% afirma incluir esta sustancia en el desayuno. Algo que también hacemos mal, pues según la especialista Ortega, grupos de alimentos como los cereales y las frutas deberían estar incluidos en la primera comida del día.

La experta concluye que a pesar de que es necesario continuar con la investigación, es recomendable incrementar el consumo de alimentos con un elevado contenido de fibra para prevenir patologías asociadas con una ingesta insuficiente, y para mejorar el control del peso corporal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8.300
millones de toneladas de plástico se han producido desde los años 50 del siglo pasado
'Fuente: 'Science Advances''